Archivo por meses: mayo 2015

Intel: Conceptos básicos sobre Cloud Computing en la empresa

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Opinión: En la actualidad, no sirve preguntarse si una empresa adaptará Cloud Computing a su sistema; la pregunta en cuestión es cuándo lo hará.

Para ayudar en la decisión y no fallar a la hora de escoger la opción adecuada para las diferentes organizaciones, repasaremos aquí alguno de los puntos clave y despejaremos las dudas al respecto de Cloud Computing.

Para empezar, se trata de la distribución virtual de recursos compartidos que el cliente final utiliza como un servicio. Se habla de la nube en dos contextos: el primero, sobre qué tipo de nube se construye y el segundo, cómo se usará. Los profesionales de TI suelen pensar en términos de infraestructura de nube (por ejemplo: nube pública, privada o híbrida). Quienes toman decisiones de negocio se pueden enfocar más en el tipo de servicio: Infraestructura-como-Servicio (IaaS) o Plataforma-como-Servicio (SaaS).

¿Para qué adaptar Cloud Computing a una organización?
Adecuar Cloud Computing a su sistema ayudará a manejar las presiones que enfrentan las organizaciones de TI para reducir costos, atender rápidamente las solicitudes, y garantizar la seguridad de los datos y el cumplimiento de las normas. Estas presiones se pueden reducir gracias a la nube y a un mejor uso de los recursos, gracias a un servicio por demanda y a una mejor política de administración de seguridad.

Pero hay que prepararse. Un documento estratégico puede ayudar. Allí, deberían incluirse una descripción a grandes rasgos del caso, definir las etapas de implementación, la arquitectura de la nube, el plan de los equipos cliente, de monitoreo y administración, además de otro plan, el de asociación de negocio y de TI. Para asegurarse que esa estrategia sea exhaustiva, deberá documentarse cómo impactará en los procesos de negocios el hecho de migrar de un modelo que utiliza aplicaciones en máquina virtual (VM) a un modelo de nube.

En cuanto al modelo de entrega de servicios correcto para su organización, será mejor aquel que adecua sus cargas de trabajo a los ambientes para brindar los servicios que su usuario final necesita. Para determinar el modelo correcto, considere los factores específicos de su centro de datos y de su organización (por ejemplo, tipo de carga de trabajo, demanda, escala, requerimientos de seguridad y expectativas de nivel de servicios).

Virtualización y nube: conozca las diferencias
Vale la pena también hacer una distinción entre virtualización y nube que, muchas veces, suelen confundirse. Esta es la diferencia básica: la virtualización abstrae recursos de cómputo –generalmente como VMS (sistema de memoria virtual) – con conectividad y capacidad de almacenamiento asociadas. La nube determina cómo se asignan, entregan y presentan esos recursos con la virtualización correspondiente.

Para implementar una infraestructura segura, debe buscarse una arquitectura que sea confiable y recordar estos principios: comprenden dónde se guardan los datos y cómo se accede a ellos. Luego, entender las redes a través de las cuáles se diseminan. Por último, saber cómo se transmiten esos datos entre las redes y los puntos de almacenamiento.

En cuanto a sus prácticas de negocio actuales, la nube cambiará la manera manual de aprovisionamiento hacia una infraestructura automática. Evolucionará, de dar soporte de servicios estáticos a implementar servicios dinámicos. Permita que TI actúe como un intermediario de servicios, impulsando el negocio en lugar de sólo darle soporte.

Por Luigi Forestieri, Gerente de Marketing de Intel para América Latina

La mitad de la humanidad aún no tiene acceso a Internet

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Más de 4.000 millones de personas permanecen desconectadas, pero la banda ancha móvil será la solución, según la UIT.

bola

A pesar del rápido crecimiento en los niveles de conectividad en todas las naciones del mundo, la mitad de la población mundial no cuenta con acceso a Internet.

Nuevos datos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) muestran que desde que la entidad comenzó sus mediciones de adopción de las TIC a escala global, en 2000, un total de 3,2 mil millones de personas están actualmente conectadas a Internet, la mayoría de las cuales en países en desarrollo. Esta cifra implica que 4.000 millones de seres humanos están excluidos de la red de redes, informa UIT en un comunicado.

Con todo, la organización recalca que el incremento del acceso a Internet a escala mundial se ha multiplicado en siete veces en comparación con el 6,5% observado para el cambio de milenio.

Asimismo, la entidad informa que la proporción de hogares con acceso a Internet a nivel mundial es del 46%, lo que también constituye un avance formidable con respecto del 18% observado en 2005.

El aumento en el acceso a la banda ancha móvil parece estar alcanzando un punto de inflexión en 2015, recalca la organización, según la cual la cobertura 3G llegará al 69% del planeta durante el año en curso. Este porcentaje  representa un avance considerable con respecto del 45% observado en 2011.

Con ello, el informe pone de relieve que el acceso a la banda ancha móvil es la clave para el futuro del acceso generalizado a Internet en todo el mundo. Según datos de la entidad, el acceso a los servicios de banda ancha fija se está desacelerando en todo el mundo, especialmente en países en desarrollo, a pesar de una contracción general de los precios.

Industria destinará 200 millones a proyectos de I+D en el sector TIC

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo destinará 200 millones de euros a la convocatoria 2015 de ayudas para proyectos de I+D en el sector de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y de Contenidos Digitales.

Las ayudas, cofinanciadas por los fondos FEDER, se destinan a incentivar la puesta en marcha de proyectos individuales de I+D en un subprograma de impulso tecnológico y en otro de grandes proyectos. En concreto, el primero de estos subprogramas, dotado con 35 millones de euros en subvenciones y 105 millones de euros en préstamos, se dirige a incentivar proyectos nacionales o internacionales con presupuesto mínimo de 200.000 euros y hasta 2 millones de euros basados en tecnologías con bajo nivel de madurez y alto potencial de transformación del sector TIC.

Por su parte, el subprograma de Grandes Proyectos, dotado con 15 millones de euros en subvenciones y 45 millones en préstamos, se dirige a proyectos con gran valor tecnológico y alto potencial de tracción e impacto socioeconómico con una subcontratación mínima del 25% y un presupuesto superior a 2 millones de euros y hasta los diez millones de euros.

Plazo hasta el 18 de junio

Industria ha indicado que, como novedad frente a convocatorias anteriores, se independizan las dos modalidades de ayuda de modo que el importe en subvención estará vinculado a la evaluación de la innovación tecnológica del proyecto y el préstamo será opcional y quedará limitado por el importe solicitado. Las ayudas en forma de subvención serán del 50% del presupuesto financiable si la nota obtenida en el criterio de innovación tecnológica es mayor o igual a 17 puntos; del 35% si es mayor o igual que 13 y menor que 17; y del 30% si es mayor que 8 y menor que 13.

En cuanto a las ayudas bajo la modalidad de préstamo, estas se otorgarán a un tipo de interés del 0,180% y con un plazo de amortización de cinco años, incluidos dos de carencia. Industria ha señalado que el pago de las ayudas se efectuará siempre con carácter anticipado parcial y quedará condicionado a la constitución de las garantías cuyo importe dependerá de la calificación obtenida por el beneficiario en el criterio de solvencia financiera, ha señalado el ministerio.

Las empresas interesadas en participar en esta convocatoria tienen de plazo hasta el 18 de junio para presentar sus solicitudes.

Leer más:  Noticia Positiva: Industria destina 200 millones de euros a proyectos de I+D en el sector de las TIC. Noticias de Tecnología  http://www.elconfidencial.com/tecnologia/2015-05-21/industria-destina-200-millones-de-euros-a-proyectos-de-i-d-en-el-sector-de-las-tic_851754/#lpu6osdFd0iw6DZP

El crecimiento de los datos en Internet amenaza la sostenibilidad ecológica

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

A la par que crecen los servicios que ofrece Internet aumenta la demanda de energía de los centros de datos. Algunas compañías se están esforzando, como Apple, Google o Facebook, en usar fuentes de energía renovables. El éxito del vídeo por streaming está dificultando estos esfuerzos, según el estudio Clicking Green: A Guide to Building the Green Internet de Greenpeace.

Podría parecer que los servicios online, como el streaming de vídeo, reduce la huella de emisión de carbono, si se compara con el hecho, por ejemplo, de conducir hasta un cine o un teatro. Pero, a cambio, permitiendo niveles mucho más altos de consumo, en realidad el vídeo digital puede estar aumentando la cantidad total de electricidad consumida y la contaminación asociada a su obtención, según el informe.

El informe clasifica los esfuerzos de las compañías en el área de energías renovables, mirando a los datos suministrados por las empresas sobre el uso de la energía, información pública y otras inversiones de los centros de datos. Apple encabeza el listado por sus inversiones en energía solar y su nivel de transparencia hacia la reducción de sus emisiones de carbono y de energía para sus centros de datos. Google y Facebook también tienen una buena valoración debido a su baja dependencia en energías sucias como el carbón o el gas natural.

Los autores no han valorado compañías como Netflix, YouTube o Hulu, pero han identificado al video online como el mayor consumidor de datos en Internet. Los servicios de vídeo en formato streaming suponen más del 60% del consumo del tráfico en Internet, y se espera que alcance el 76% en 2018, según datos de Cisco citados por Greenpeace.

Google, como propietario de YouTube, tiene el propósito a largo plazo de que YouTube sea impulsado al 100% por energías renovables, mientras que de momento esto sólo ocurre en un porcentaje del 35%. En la lista de Greenpeace, Google ha logrado un índice de energía limpia del 46% (Apple logra el 100%), valorándose su transparencia en este tema y sus proyectos específicos sobre energías renovables. El año pasado la compañía firmó contratos para comprar energías limpias, según el informe, lo que se añade a seis contratos anteriores. La compañía también ha abogado por políticas que reduzcan la dependencia de Estados Unidos en el carbón y los combustibles fósiles.

Tesla presenta batería disruptiva “Powerwall” para energía renovable

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

La nueva batería podría reducir la dependencia -y costos- de la red eléctrica tradicional, en empresas y hogares.

tesla smartlance

El fabricante de automóviles eléctricos Tesla ha dado a conocer baterías que podrían dar energía a empresas y hogares: “Dos mil millones de paquetes de baterías podrían dar energía a todo el mundo”.

El CEO de Tesla, Elon Musk, explicó que el concepto Powerwall consiste de un paquete de baterías de iones de litio recargable, combinados con un sistema termal líquido y software.

El concepto es denominado Powerwall debido a que puede ser montado en la pared. Ha sido diseñado para captar hasta 10kWh de energía solar para dar energía a una casa o a una empresa.

El paquete de baterías Powerwall de Tesla también puede servir como energía de reserva en caso de fallas en el suministro eléctrico corriente, y almacenar la energía solar para ser consumida en días que esté nublado.

Tesla venderá Powerwall por USD 3.500 para el caso de unidades de 10kWh, y por USD 3.000 para el caso de unidades de 7KwH. Tesla también reveló una batería más voluminosa, de 100kWh, diseñada para ayudar a las empresas de servicios públicos almacenar el exceso de energía generada a través de instalaciones de energía eólica y solar, para ser liberada cuando sea necesario, dando así un mayor dinamismo a la entrega de energías renovables a la red eléctrica.

Elon Musk dijo que en los 2000 millones de baterías Powerwall podrían almacenar suficiente electricidad para satisfacer las necesidades de todo el mundo: “Puede sonar a locura, pero, en realidad, es algo hacedero y al alcance de la humanidad”, declaró.

Powerwall consiste esencialmente en una nueva versión de la batería y arquitectura del sistema de propulsión eléctrica diseñado por Tesla para automóviles. La empresa podría comenzar a comercializar las baterías en Estados Unidos este año, y sus planes son expandir la disponibilidad internacional en 2016. Catherine Mitchell, catedrática de política energética en la Universidad de Exeter, dijo que los sistemas de almacenamiento en batería, como Powerwall, podrían alterar el modelo energético actual, basado en el combustible fósil tradicional. “El potencial de almacenamiento de energía competitiva, ya sea para hogares o empresas, constituye otro clavo en el ataúd de los servicios convencionales”, agregó la catedrática, citada por la publicación Heise Online.


Incorporación en Amazon Web Services (AWS)
Tesla está trabajando con Amazon para explorar el uso de nuevas baterías para suministrar energía a su infraestructura que soporta la plataforma en la nube Amazon Web Services (AWS). Amazon tiene ambiciones de llevar toda su plataforma AWS a sistemas operados en 100% con energía renovable, en todo el mundo. Desde ya, la empresa tiene instalaciones neutras en emisiones de carbono en Oregón, Estados Unidos, y Frankfurt, Alemania, como asimismo la plataforma GovCloud en Estados Unidos.

James Hamilton, ingeniero jefe de Amazon Web Services (AWS), dijo que Amazon ha estado cooperando con Tesla durante el último año, con el fin de encontrar formas de utilizar la tecnología de baterías para apoyar sus centros de datos. “Las baterías son importantes para la fiabilidad de los centros de datos, como facilitadores para la aplicación eficiente de energías renovables”, dijo. “Contribuyen a cerrar la brecha de producción intermitente que ocurre a partir de fuentes como el viento, para así cumplir con las contantes demandas de energía en los centros de datos”.