Archivo por meses: enero 2016

Dos velocidades: ¿qué sectores confían más en la nube?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather
Las infraestructuras y servicios cloud, claves en las estrategias de transformación digital, progresan adecuadamente y 2016 será un año en el que progrese su adopción en las empresas. Un reciente informe de Penteo, no obstante, concluye que hay notables diferencias en el ritmo de cada sector y las soluciones por las que apuestan.

Licitaciones Smartlance IT Recruitment Spain

El informe anual de Penteo sobre servicios e infraestructuras cloud, titulado “Highway to cloud”sostiene que hay diferencias tanto en ritmo de adopción como en el tipo de soluciones por la que apuestan cada uno de los sectores de la economía.

Según esta tercera edición del informe, telecos y utilities (gas, luz, energía) es donde se detecta una mayor penetración de infraestructuras cloud (un 27,4%) y de los servicios, ya que el 99,6% de las compañías analizadas entregan alguna parte de la tecnología a la nube . La solución más atractiva para este sector es el IaaS privado (39,2%) seguido muy de cerca por el modelo híbrido público/privado (35,1%). Asimismo, “llama la atención la continua búsqueda de procesos que generen un salto cualitativo en las compañías de este sector”, señala Penteo. No obstante, pese a ser el sector que más confía en los servicios en cloud, el 39,7% de las empresas analizadas reconocen tener la estrategia en este campo aún “en definición”.

En el lado opuesto se encuentra el sector industrial, en el que el 92,9% de las compañías analizadas utilizan este tipo de servicios pero la penetración de infraestructuras cloud es del 26,7%.

Sin embargo, la industria está dejando atrás sus reticencias a este tipo de servicios. De hecho, el Informe Penteo 2015 señala este sector como uno de los que mayor crecimiento registrará en 2016, con un aumento del 20,8%. Al igual que el sector de las telecos y la energía, la industria se inclina preferiblemente por propuestas de IaaS privado, o híbrido.

Por su parte, el sector público también ha adoptado “con entusiasmo”, dice Penteo, este tipo de soluciones para mejorar sus procedimientos y ser más ágil en el día a día. Hace tan solo dos años, la Administración partía como el sector más reticente a la adopción de servicios e infraestructuras en la nube con un 22,1%, y el informe prevé para 2016 una índice de utilización del 64,7% al finalizar el año.

En cuanto a la banca y seguros, se posiciona como el segundo sector que mayor confianza deposita en las infraestructuras en cloud (41,9%), solo por detrás de ‘Telecos y Utilites’. Además, el sector sigue apostando, según el informe, por soluciones basadas en IaaS privado.

Por último, el sector servicios presenta un crecimiento sostenido en los últimos tres años en la adaptación de este tipo de servicios. Así, el 33,4% de las compañías analizadas asegura entregar parte de su infraestructura a un modelo cloud, y para 2016 se prevé un crecimiento del 11,9%.

Los CEO reconocen la relevancia de la tecnología y la innovación en sus estrategias

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Los CEO españoles, al igual que sus homólogos mundiales, reconocen que los avances tecnológicos, junto con los cambios demográficos y los que se producirán en el peso de las grandes potencias económicas, son las tres tendencias que van a transformar las empresa en los próximos cinco años, según un informe de PwC.

Reyes Alonso

Los CEO españoles son más optimistas que los del resto del mundo sobre la evolución de la economía y de sus negocios en 2016, según la XIX Encuesta Mundial de CEOs, elaborada porPwC a partir de la opinión de 1.409 máximos ejecutivos de todo el mundo (46 españoles), que ha sido presentada hoy en el Foro Económico Mundial de Davos.

El 41% de los presidentes y primeros ejecutivos españoles espera que la economía mejore en los próximos doce meses, frente a un 27% de los globales; y un 54% de los nacionales confiesa tener mucha confianza en la evolución de los ingresos de sus compañías, frente un 35% de los mundiales. Los españoles son los segundos más optimistas acerca de la marcha de sus empresas, sólo por detrás de los CEO de India (64%) y por delante de los alemanes, ingleses, italianos, estadounidenses y chinos, entre otros muchos.

Es más, un 74% de nuestros CEO encuentra en el contexto económico actual más oportunidades que amenazas que hace tres años, mientras que el 66% de los mundiales cree exactamente lo contrario. Estas buenas sensaciones se trasladan también a las previsiones de empleo: un 59% espera aumentar su plantilla en 2016 por solo el 35% de los globales.
La principal amenaza a estas buenas expectativas de los primeros directivos de las empresas españolas es la incertidumbre geopolítica, seguida de la sobre-regulación y la respuesta  de los gobiernos al déficit fiscal -76%-.

Respecto a las tres principales tendencias que van a transformar las empresa en los próximos cinco años, los CEO españoles y los globales coinciden en señalar los avances tecnológicos como la más relevante, seguida de los cambios demográficos y del cambio del peso de las grandes potencias económicas.

Cuando se les interroga sobre si el éxito en el mundo de los negocios en el siglo XXI ha cambiado y tiene que ver ya con aspectos que van más allá de los estrictamente financieros, el acuerdo es mayoritario entre todos los directivos. De hecho, para la mayoría cobra cada vez más importancia el beneficio a largo plazo frente al corto plazo y la creación de valor para un mayor número de grupos de interés, además de los accionistas (clientes, empleados, reguladores, sociedad…).

De las repuestas de los CEO en su conjunto se desprende que nos encontramos ante un mundo cada vez más cambiante en el que se están empezando a conformar algunos fenómenos impensables hace tan solo unos años, como es el paso de un mundo globalizado hacia otro multipolar, mucho más dividido y fragmentado. Un 59% de los CEO espera la coexistencia de múltiples modelos económicos; un 75% la configuración del comercio mundial en grandes bloques regionales; y  n 80%, la convivencia de sistemas legales y de libertades muy diferentes.

El documento señala que los CEO de todo el mundo están centrando sus esfuerzos en tres aspectos principales:
1.    Cumplir con las mayores exigencias de sus grupos de interés.  Los CEO son conscientes de que tienen que ser capaces de cumplir con las expectativas de sus stakeholders, entre los que los clientes son señalados como los más importante –para el 90% de los encuestados-, seguidos de los gobiernos y los reguladores  –el 69%–, los competidores –67%– y los empleados –67%–. Precisamente, las mayores exigencias de los grupos de interés están llevando a muchas compañías a redefinir y revisar su propósito para adecuarlo a los nuevos tiempos.

2.    Usar la tecnología y la innovación para ejecutar sus nuevas estrategias de negocio y alcanzar las expectativas de los consumidores. Una mayoría de los CEO mundiales asegura estar usando la tecnología para acercarse a los clientes y cerca de un 25% reconoce que todavía no tiene suficiente información sobre ellos ni sobre lo que quieren. En este sentido, la digitalización y el análisis de datos son dos mantras que lo siguen inundando todo.

3.    Encontrar nuevas formas de medir y de comunicar el impacto de sus negocios. La innovación y los riesgos son los dos aspectos donde, según los CEO, todavía queda mucho por recorrer en materia de medición. En cuanto a la comunicación, los primeros ejecutivos reconocen que deben esforzarse en dar a conocer el propósito de sus compañías, la estrategia de negocio y todos aquellos indicadores que no son estrictamente financieros.

Para los CEO españoles, los mercados en los que habrá más oportunidades de crecimientoson, por este orden, Estados Unidos, México, China, Brasil y Alemania son, por ese orden. Preguntados por cuáles son las acciones de reestructuración de sus compañías que tienen previsto llevar a cabo, un 43% afirma que alcanzar nuevas alianzas estratégicas o joint ventures, un 41% espera acometer medidas de reducción de costes y un 30%, realizar algún tipo de adquisición en su mercado doméstico. 

http://www.smart-lance.com/

El proyecto Tango de Google abarcará drones y robots

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Según planes de Google, la funcionalidad de Tango no solo estará disponible en smartphones, sino también en vehículos aéreos no tripulados y robots.

El Proyecto Tango de Google busca básicamente dar a los dispositivos móviles una mayor percepción de su entorno. La empresa pronostica una fuerte innovación, en áreas hasta ahora no exploradas, cuando tales dispositivos entiendan e interpreten mejor los movimientos, la profundidad y dimensiones de objetos físicos en su entorno inmediato. Por lo tanto, el proyecto Tango implica equipar a los dispositivos con una serie de cámaras y sensores especiales, que pueden ser utilizados para crear un modelo tridimensional del entorno.

Hasta ahora, la tecnología de Tango ha estado disponible para desarrolladores mediante una serie de dispositivos de prueba. Sin embargo, un hito en tal sentido fue el anuncio, por parte de Lenovo, del lanzamiento del primer teléfono inteligente basado en el Proyecto Tango. El teléfono será lanzado a escala global durante el próximo verano boreal, con un precio estimado de 500 dólares.

Varios factores de forma

Sin embargo, los smartphones y tabletas son probablemente sólo el comienzo. Durante la conferencia Ubiquity Developer Summit, que se realiza esta semana, Eitan Marder Eppstein, jefe de proyecto en Google, dijo que hay un interés patente en la industria por llevar la tecnología a factores de forma totalmente distintos. Según el ejecutivo, hay planes de llevar la funcionalidad de Tango a robots y vehículos aéreos no tripulados, o drones.

“Quienes requieran una solución de localización en su dispositivo podrían interesarse en Tango. Por ahora, en Google nos concentramos inicialmente en la telefonía móvil, lo que motivará una baja en el precio de los sensores. De esa forma, la tecnología será omnipresente”, dijo Marder Eppstein durante su discurso ante los desarrolladores.

Utilización en exteriores

El ejecutivo recalcó que, con todo, la utilización de la tecnología a la intemperie podría constituir un reto importante. Con ello, se refiere a que los sensores de profundidad se basan en la detección de luz infrarroja, factor que se complica en entornos abiertos debido a la luz solar, que es en sí una fuente potente de esa luz.

Sin embargo, este reto de la física no ha impedido a investigadores de ETH en Zurich recurrir al Proyecto Tango para crear un sistema de reconstrucción tridimensional en exteriores, en tiempo real. En lugar de utilizar el sensor infrarrojo, los científicos han comparado las imágenes captadas por una cámara con lente gran angular, que ha permitido crear un modelo tridimensional detectando correspondencia de pixeles en fotografías captadas desde distintos ángulos, combinando luego esta información con la posición y ángulo visual de la cámara. La información ha sido publicada en esta página por los científicos, quienes también han puesto a disposición de Google el software desarrollado para el experimento.

“Esperamos que Google ceda esta tecnología a los usuarios finales, incluyéndola como estándar en la próxima versión de la tableta Tango”, comentó Torsten Sattler, posdoctor participante en el proyecto, en un comunicado.

El siguiente vídeo muestra la forma en que los científicos han utilizado la tecnología para, entre otras cosas, crear modelos en edificios.

Necesario desarrollar aplicaciones

Google y Lenovo ha manifestado su disposición de ayudar a los desarrolladores a crear aplicaciones para el próximo smartphone anunciado por la compañía china. Para ello, han lanzado un programa específico denominado App Incubator Program, donde los interesados pueden postular a financiamiento e, indudablemente, apoyo técnico. Desde ya, Google ha creado algunas apps de demostración, que muestran las posibilidades que brinda la nueva tecnología. Sin embargo, estas demostraciones no son suficientes como para crear la demanda necesaria.

Parte del objetivo de Google sería, según Maarder Eppstein, que los dispositivos tengan la capacidad de resolver inquietudes relacionadas el entorno físico; por ejemplo, cuánta pintura se necesitaría para pintar la pared que está siendo captada con el smartphone. O si en la sala hay espacio suficiente para un sofá que el usuario piensa comprar.

La tecnología del proyecto Tango está basada en Android. Los desarrolladores tienen la posibilidad de utilizar C y Java, como asimismo integración con el motor de juegos Unity y también Unreal. Todo el procesamiento de datos se realiza en el dispositivo.

La próxima revolución industrial será la de las máquinas conectadas

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

La próxima revolución industrial será la de las máquinas conectadas

Las máquinas nos harán más humanos, el software se está comiendo al hardware, los países en desarrollo superarán a los países avanzados en la adopción del IoT, y 2016 es un punto de inflexión para el “dilema moral de la codificación”.

1. En 2016, las máquinas nos harán más humanos y más sociales. Errar es de humanos – sólo las máquinas son perfectas. Soy un firme creyente de que la próxima revolución industrial será la de las máquinas conectadas. Estas máquinas, que pueden ser dispositivos personales para vestir, autos inteligentes que se manejan por sí mismos o tecnología de infraestructura de gran escala, trabajarán conjuntamente para hacer a nuestra sociedad más segura, más saludable y más social.

Tomemos como ejemplo a los autos que se conducirán por sí mismos. Estos automóviles autónomos garantizan la seguridad al proteger también a todos los autos que están a su alrededor. Tocar la bocina de manera descortés pronto será un hábito olvidado de nuestros ancestros. Existe un número cada vez mayor de herramientas que ayudan a automatizar las interacciones humanas ‘sociales’, como son las aplicaciones que automatizan sus publicaciones en los medios sociales (lea: Facebook Parse SDK para IoT). También hay herramientas que hacen que las máquinas compartan información de manera interactiva como lo harían los humanos, como es el caso de los edificios inteligentes que cuentan con sensores que le pueden decir cuánta energía ‘ellos’ han ahorrado.

Pero ese tipo de automatización – sólo porque las máquinas la están facilitando – no nos hace menos humanos. De hecho, literalmente nos están conectando con un grupo mucho más amplio de la humanidad. Las máquinas pueden recolectar una increíble cantidad de información que, cuando se analiza y se interpreta correctamente, nos dice más de lo que hemos sabido sobre lo que motiva a los humanos a moverse y moverse mejor.

2. El hardware se está comiendo al software: Todos los procesos de negocio serán tocados por uno o más dispositivos del IoT para finales del próximo año. Actualmente, Gartner estima que el Internet de las Cosas (IoT) toca a 5 mil millones de dispositivos, y se prevé que este número aumente a 25 mil millones para el año 2020. Esto no genera problemas de escala, sino también mayores demandas de la infraestructura y las aplicaciones. Todos los procesos de negocio que se manejan mediante el software o en los que éste tiene impacto, que son la gran mayoría, serán trastocados por un dispositivo de IoT – como sensores inteligentes, impulsores, tecnología equipada con NFC y mucho más.

Por ejemplo, las compañías aseguradoras dependerán cada vez más del software para realizar diagnósticos a bordo, los vehículos serán cada vez más autónomos para alertar a los conductores de que es necesario darles mantenimiento de acuerdo con las condiciones, y las fábricas podrán optimizar sus operaciones gracias a los sensores integrados en su equipo. Estos son sólo algunos de muchos ejemplos.

3. Los países en desarrollo superarán a los países avanzados en la adopción del IoT. Los países industrializados ya tienen una infraestructura física bastante bien establecida (como carreteras y transporte) que dificultan mucho la transición a una tecnología totalmente nueva. Es por esto que creo que los países en desarrollo que han estado añadiendo nueva infraestructura de forma constante – como Brasil, India y China – superarán a los países avanzados en términos de la adopción del IoT. Para los países en desarrollo es mucho más sencillo instalar nuevos sensores y dispositivos conectados donde aún no existen edificios comerciales. China y otros países en desarrollo tienen la gran oportunidad de implementar procesos de IoT ya que pueden partir de cero, contrario a tener que construir sobre una infraestructura legada o tener que modificarla.

Dicho de otro modo, el IoT es un detonador del crecimiento de las economías – mientras que es algo que ‘es bueno tener’ en los países tecnológicamente más avanzados como Estados Unidos.

4. Privacidad de los Datos: 2016 es el punto de inflexión para el ‘dilema moral de la codificación’. Este año hemos visto brechas de datos espectaculares en todos los sectores. Creo que 2016 hará palidecer a 2015. No estoy muy a favor de infundir temor y gritar que ‘el cielo se está cayendo’, pero la gran enormidad de datos que el IoT reúne realmente hace que me pregunte si comprendemos las implicaciones de la privacidad de los datos.

Son cada vez más los dispositivos que se conectan a Internet diariamente, borrando los límites entre el software y el hardware. A medida que la fabricación de hardware del IoT siga aumentando, millones de desarrollos de software deben garantizar que la seguridad ocupe un lugar preponderante en su proceso de desarrollo al tiempo de responder rápidamente a las demandas de los usuarios. Y ya que las caídas del servicio no son una opción para los dispositivos del IoT, sean de consumo o industriales, acelerar la entrega de software es vital para el éxito de la innovación del IoT. Sin embargo, estas demandas presentan lo que creo es un ‘dilema moral de codificación’ en constante crecimiento que alcanzará su punto de inflexión en 2016.

Nos estamos acercando al punto crucial en el que a los gobiernos y las empresas – y a los desarrolladores – se les obligará a hacer algo al respecto. Al igual que los médicos que hacen su Juramento Hipocrático de no dañara a sus pacientes, ¿no deberían los desarrolladores tener la responsabilidad de escribir código que no dañe a los usuarios? Tenemos un problema de desarrolladores, y necesitamos trabajar juntos lo más pronto posible (entre más pronto mejor) para crear los estándares y el código moral que alivie estas preocupaciones por la seguridad de los datos que van en aumento cada día.

Por Prathap Dendi, Director General de Tecnologías Emergentes de AppDynamics.