Archivo por meses: octubre 2016

Microsoft presenta los cuatro pilares del éxito en la transformación digital

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

La tecnología no espera a nadie. Si el actual ritmo de desarrollo continúa, las empresas deberán aprender a manejar el poder disruptivo de la tecnología. Lejos de representar una amenaza, este escenario es la mejor oportunidad de hacerle frente al reto de la transformación digital y capitalizarlo al máximo.

Hoy, más de 3 mil millones de personas tienen acceso a internet y se estima que al día se producen por lo menos 2.5 trillones de bytes de datos. Por si fuera poco, en lo que queda de la década se calcula que los dispositivos tecnológicos se quintuplicarán, al pasar de los 50 mil a los 250 mil millones.

La tecnología no espera a nadie. Si este ritmo de desarrollo continúa, las empresas deberán aprender a manejar el poder disruptivo de la tecnología. Lejos de representar una amenaza, este escenario es la mejor oportunidad de hacerle frente al reto de la transformación digital y capitalizarlo al máximo.

¿Cómo se redefine una empresa para aprovechar las ventajas de las nuevas tecnologías, tanto de cara al cliente como hacia el interior? ¿Cómo aprovechar la enorme cantidad de datos disponible para realmente hacer análisis avanzados que permitan predecir comportamientos y tomar acciones oportunamente? ¿Cómo hacer de la tecnología una fuente de innovación frente a los clientes que permita desarrollar nuevos productos, servicios y modelos de negocio, a fin de generar fuentes adicionales de ingreso y contribuir a la viabilidad de la empresa ante nuevos competidores emergentes?

Los cuatro pilares en los que las compañías que enfrentan con éxito la transformación digital basan sus logros:

1. Vincularse aún más con sus clientes
2. Empoderar a sus empleados
3. Optimizar la operación del negocio
4. Transformar sus productos o servicios mediante contenido digital

Ninguno de estos pilares es del todo nuevo. Lo verdaderamente nuevo es el rol que los líderes de las empresas y las soluciones tecnológicas juegan hoy en la gestión del negocio, al proveer una mayor y mejor comprensión de los datos disponibles y convertirlos en acciones inteligentes con el objetivo de que se integren a la digitalización tan pronto sea posible.

Mediante información en tiempo real, ahorros operativos y administrativos, indicadores de valor para tomar decisiones, integración de soluciones digitales y expertise sectorial, las empresas pueden hacer de la transformación digital la estrategia más efectiva para acelerar de manera exponencial y sostenida la productividad de sus negocios.

Y todo ello con base en el análisis de datos. Porque actualmente, más allá del giro, de las granjas a las finanzas, prácticamente todas las empresas se basan en la información, ese factor que en el mundo de hoy lo conecta todo.

Por Arturo Brake Bravo, director de aplicaciones de negocio para Microsoft

El nuevo papel del CIO

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

El nuevo CIO necesita ser más generalista, comprender los principales impulsores de cada área de negocio para poder apoyar a sus compañeros en sus retos empresariales. El mercado es cada vez más competitivo y los ejecutivos poseen una experiencia más amplia, sin dejar atrás el ADN tecnológico. 

La posición de CIO (siglas en inglés Chief Information Officer) surgió inicialmente como una evolución de la posición de director de TI en las organizaciones. Originalmente, este cambio de nomenclatura buscaba traducir el aumento de la importancia de una posición que antes se centraba sólo en la planificación del área de TI en las empresas. Esta adaptación fue necesaria en la medida en que las tecnologías evolucionaron y acabaron permeando, de manera contundente, todas las áreas de negocio de una organización, al punto de ser imposible disociar los procesos críticos de una compañía de las herramientas que utilizan. Un ejemplo de esto son las instituciones financieras. ¿Alguien logra imaginar un banco siendo competitivo sin la banca por internet? Y en este ciclo de cambios, el perfil del ejecutivo en la posición de CIO necesita evolucionar -o ya debería haberlo hecho.

El presente está mucho más lejos de eso cuando vemos que todavía es un patrón en la mayoría de las principales compañías latinoamericanas donde el CIO responde al director financiero y no al director ejecutivo. Esto sucede porque culturalmente, la función de TI en América Latina aún es vista como un generador de gastos y no como un facilitador de estrategias empresariales, como sucede en los Estados Unidos y en los países europeos con mayores índices de competitividad.

Esta característica es aún más evidente en la última edición de la encuesta anual realizada por Gartner con directores latinoamericanos, la cual mostró que la optimización de costos es una de las principales preocupaciones de los ejecutivos en la región. El estudio señala que la actuación de estos profesionales todavía se centra en la búsqueda de mejoras de la eficiencia operativa y la reducción de gastos. Cuestiones importantes, pero no son en esencia, las estrategias de crecimiento de una empresa.

Para superar esta resistencia no es suficiente pensar que el problema está sólo en la cultura o en una inflexibilidad impuesta por otros actores, como el CEO, el CFO o los accionistas. Los verdaderos obstáculos son precisamente las características que hicieron posible el éxito de los ejecutivos de TI en el pasado, como el alto nivel de especialización técnica y el foco en la gestión del presupuesto.

El nuevo CIO necesita ser más generalista, comprender los principales impulsores de cada área de negocio para poder apoyar a sus compañeros en sus retos empresariales. También necesita conocer profundamente el segmento de mercado en el que su empresa está inmersa para ser capaz de usar las nuevas tecnologías en aquello que generará mayor valor para sus clientes, empleados y la comunidad.

Revisemos el ejemplo de un CIO cliente de TOTVS. Empleado de una gran empresa de construcción, recibió una propuesta para actuar en un segmento totalmente diferente, el de alimentos. Recientemente, el ejecutivo comentó que está teniendo que reaprender casi todo lo relacionado con la función de CIO a pesar de tener muchos años de experiencia en la función, pues las necesidades de su nuevo mercado objetivo requieren de otras habilidades y desafíos diferentes. Como su formación y desempeño profesional nunca estuvieron limitados a cuestiones técnicas, pero si complementadas por capacitaciones en negocios y finanzas, y porque él vio desde el principio que su rendimiento dependía crucialmente de su rápida capacidad de aprendizaje y adaptación, en un corto período tiempo de transición, él ganó la confianza del Presidente y del C–level  de la empresa. Y esto es exactamente lo que las grandes empresas quieren: un vicepresidente estratégico y no sólo el “rostro de TI”.

El mercado es cada vez más competitivo y los ejecutivos poseen una experiencia más amplia, sin dejar atrás el ADN tecnológico. La adaptación para este perfil es el punto crucial en el cambio de paradigma y la oportunidad de llegar a ser fundamental en la empresa. De esta forma, el CIO puede hacer que el área de TI deje de ser sólo un departamento que apoye operaciones diarias para convertirse en un área clave en los objetivos de negocio, ayudando a las empresas a alcanzar sus objetivos.

En un mundo en el que las tendencias como la transformación digital ya están modificando las relaciones profesionales y la dinámica de los resultados de una empresa, el CIO necesita comprender más rápidamente su papel estratégico para ser el ejecutivo que conquistará un lugar junto a los CEO.

Por Alexandre Azevedo, director de la unidad TOTVS Private

Aumenta el reconocimiento a los CIO

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Según el estudio de Tendencias SIM los CIO se encuentran en un gran momento profesionnal

A pesar de las complicaciones y las exigencias del trabajo de los CIO, estamos viviendo un momento en el que el reconocimiento de su importancia es cada vez mayor en todo tipo de organizaciones. Esta es la principal conclusión de la 37 edición del Estudio sobre Tendencias en TI de la Society for Information Management´s (SIM).

Para el estudio se ha entrevistado a 1.213 miembros de SIM, incluyendo 490 CIOs de 801 organizaciones, en su mayoría de Estados Unidos, de gran tamaño con ingresos de 500 millones de dólares de media y un gasto en TI anual de 10 millones.

Los temas que más preocupan a estos profesionales son la Seguridad, ciberseguridad y privacidad; seguido de temas tales como la recuperación de desastres, personal de TI, análisis  de negocio y big data. El estudio señala que la alineación de los responsables de TI con el ha sido el principal tema de gestión de TI durante 4 años consecutivos, lo que refleja la necesidad de esta alineación en la organización.

La preocupación por el personal no es casual, ocupa el lugar 19 de 19 en una lista de las mayores inversiones en TI real de las organizaciones (decisiones sobre la que normalmente se comparten entre CIOs, directores generales, directores financieros y otros ejecutivos).

Algo similar, en las preocupaciones de los CIO, ocurre con las inversiones de TI reales en  recuperación de desastres.

http://www.ciospain.es/finanzas/aumenta-el-reconocimiento-a-los-cio