Archivo por meses: marzo 2017

La falta de estándares supone una amenaza para IoT

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

La M2M insta a mejorar la protección de los productos baratos e inseguros para evitar la exposición a ataques y ciber amenazas. Demanda estándares homogéneos, más certificados y la retirada de aquellos considerados inseguros.

Según Gartner, este año 8400 millones de aparatos y dispositivos estarán conectados a través de Internet de las cosas (IoT). A pesar del crecimiento de las soluciones IoT en el ámbito empresarial, el 63% de los servicios están destinados a los consumidores finales. Sin embargo, algunos de los productos que se están utilizando no son seguros. Por este motivo, la M2M Alliance demanda estándares homogéneos, más certificados y la retirada de los productos inseguros.

Si se cumplen las predicciones de Gartner, los 8.400 millones de aparatos y máquinas conectados este año supondrán un aumento del 31 % en comparación con cifras del año 2016. Para el año 2020 y según estudios en informática y empresas de consultoría, se espera que este número aumente hasta los 20.400 millones de dispositivos. Los motores de crecimiento serán sobre todo China, América del Norte y Europa Occidental. Los consumidores finales, con 5.200 millones de aparatos, suponen un porcentaje notablemente mayor que el de las empresas.

Mientras que el mundo empresarial generalmente se preocupa por la seguridad y la protección de datos confidenciales y procesos de producción, buena parte de los consumidores no son conscientes de lo inseguros que resultan sus smartphones, routers o, incluso, dispositivos wearables o electrodomésticos dotados de conexión inalámbrica. Además, cuando todos estos dispositivos individuales se conectan a la red, se convierten en el eslabón débil que hace de la conexión un sistema vulnerable. Un producto barato con graves problemas de seguridad puede suponer una amenaza para toda la red. Los ciberdelincuentes cada vez utilizan más los ordenadores privados a través de botnets para lanzar los conocidos ataques DDoS (ataques de denegación de servicio distribuidos), que paralizan por completo los servidores.

Por este motivo, los gobiernos cada vez demandan una mayor responsabilidad a fabricantes y proveedores. El mayor grupo de empresas del sector M2M e IoT también instan a la acción. “Con estándares uniformes y certificados adecuados reduciríamos gran parte de esa vulnerabilidad”, afirma el Dr. Andreas Fink, director general de M2M Alliance. “Para asegurarnos de que el hardware con problemas de seguridad no se convierta en un fenómeno de masas, la industria, la investigación y los gobiernos deben poner cartas en el asunto y trabajar de manera consensuada para encontrar una solución”, reivindica Fink. “Este es uno de los principales objetivos que nosotros perseguimos en interés, tanto de los consumidores, como de las empresas que formamos la alianza”.

Es probable que, a corto plazo, la introducción de estos estándares de seguridad y certificados ralentice el crecimiento de IoT, tal y como lo pronostican Gartner y otras consultoras del sector. Sin embargo, a largo plazo, la aparición de soluciones más seguras, debería suponer un aumento de la popularidad de los dispositivos y, por lo tanto, de su crecimiento.

En los próximos años, el lugar de trabajo actual ya no será un lugar

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

En los próximos años, el lugar de trabajo actual ya no será un lugar

Ahora, lo importante es aportar resultados y conseguir objetivos, tanto dentro como fuera de la oficina; y la tecnología permite que el trabajo suceda en cualquier momento y en cualquier lugar.

Según Richard Foster, profesor de la Universidad de Yale, el 75 por ciento de las empresas del índice S&P 500 serán sustituidas en los próximos 10 años, y que una media de las empresas S&P serán remplazadas cada dos semanas. Esto significa que los líderes empresariales deben abrazar el cambio y adaptarse a la nueva era mucho más rápido a través del conocimiento, la formación y la tecnología que incrementará la eficiencia, agilidad y productividad en las empresas. Sin embargo, lo más importante es que el motor que impulsa todo el cambio está justo delante: los empleados.

Acelerar el compromiso y la productividad de los empleados es una tarea que requiere preparación. “Es como cuando se lanza un cohete al espacio. Es una misión que necesita tiempo, preparación, donde la cuenta atrás es fundamental para el despegue”, reconoce. A modo de conteo regresivo, BMC Software resalta, en su libro electrónico gratuito titulado “Mission: Launch a Digital Workplace”, cinco claves fundamentales para logar con éxito el despegue hacia la transformación digital:

5.      Encender la chispa para el cambio digital: Para inducir un verdadero cambio es importante encontrar los retos a los que se enfrentan los empleados, incluyendo las carencias tecnológicas de la empresa para demostrar lo mucho que están ralentizando y retrasando a la organización. Una vez que se hayan identificado las frustraciones digitales más comunes, es hora de revelar las soluciones disponibles para resolver el problema y demostrar que darán resultados tangibles a los empleados y líderes. En este primer paso, es importante que los líderes ejecutivos de toda la empresa tengan un papel activo en el proceso.

4.     Crear el perfil de usuario y casos de uso: El siguiente paso es agrupar a los empleados de acuerdo a sus necesidades y roles dentro de la empresa para obtener información veraz, cuantitativa y cualitativa, sobre cada uno de ellos. Con estos datos, es posible desarrollar casos de uso específicos e identificar necesidades tecnológicas más concretas.

3.     Construir el equipo: Ahora, es el momento de crear un equipo de cambio que esté preparado para afrontar cualquier reto. Crear un lugar de trabajo que sea tecnológicamente “a prueba del futuro”, significa cambiar la cultura empresarial, los procesos, las herramientas y los sistemas de la empresa. Las personas involucradas en este paso tienen un peso relevante en el éxito de la digitalización del lugar de trabajo. Este equipo debe conocer a fondo la organización y debe incluir directores de Recursos Humanos, TI y Producción.

2.     Alinear personas, procesos y tecnología: Convertirse en una empresa digitalmente ágil sólo puede ocurrir si se educa a los empleados sobre la necesidad de cambio. El primer paso es abandonar la mentalidad de “configurar y olvidar”. El conjunto de nuevas capacidades digitales no se enciende como un interruptor. Por el contrario, es necesario capacitar a los empleados para que puedan adaptarse, crecer y trabajar más eficientemente. Según un estudio de Forrester, de media, los trabajadores pasan dos días al mes buscando herramientas para realizar su trabajo. Es por esto que resulta primordial facilitarles el camino y bridarles nuevas herramientas digitales.

1.    Dar a conocer los buenos resultados: Para asegurar un lanzamiento exitoso es importante dar a conocer los resultados de pequeños éxitos, los cuales impulsarán la adopción de nuevas habilidades digitales en el nuevo lugar de trabajo. En este punto, es trascendental mantener el contacto con los diferentes niveles de la organización a cargo de esta trasformación. Si la adopción del nuevo modelo digital no se refuerza rápidamente, costará mantenerlo en el tiempo.

En conclusión, las empresas deben entender que son muchos los beneficios de un lugar de trabajo digital y que el uso de las nuevas tecnologías alineadas a los procesos de negocio son clave para lograr un continuo crecimiento a nivel empresarial, alineados con el desarrollo y evolución de los empleados.

Por Francisco Trillo, director comercial para España & Portugal en BMC Software