Archivo de la categoría: LA NUBE

Citrix y Google se unen para ayudar a las empresas a ser parte de la transformación de la nube segura

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Como parte de su relación estratégica de larga data con Google, Citrix lleva su espacio de trabajo Citrix Workplace a Google Cloud Platform.

Citrix Google

Los clientes podrán usar Citrix Cloud para abastecer y administrar espacios de trabajo digitales seguros, incluyendo el servicio de espacio de trabajo de Citrix, en Google Cloud Platform. Citrix y Google se unieron para transformar aplicaciones y escritorios en servicios de nube y asegurar terminales optimizados para la nube y ofrecerlos a sus clientes, quienes recurren cada vez más a las nubes públicas e híbridas para satisfacer sus requerimientos comerciales de espacios de trabajo digitales seguros.

Junto con estas nuevas soluciones basadas en cloud, Citrix y Google también anunciaron nuevas integraciones, disponibles a la fecha, entre Citrix ShareFile y Google G Suite que incluyen opciones de datos para llevar en las soluciones de espacio de trabajo de Citrix. Un nuevo complemento de ShareFile que permite compartir de forma segura archivos a través de Gmail y un conector de ShareFile a Google Drive ofrece a los usuarios un lugar para alojar todos sus documentos. Además, Citrix NetScaler CPX ahora está disponible en Google Cloud Platform y se estima que estará disponible en el entorno de Google Cloud Launcher al finalizar el trimestre. El énfasis de Google Cloud en la virtualización basada en contenedores y la orquestación de servicios basada en el sistema Kubernetes permitirán a la comunidad de desarrolladores usar NetScaler CPX para crear y escalar aplicaciones seguras en la nube con facilidad.

“Hoy, profundizamos nuestra exitosa asociación con Citrix. Al añadir la capacidad de administrar servicios de TI en Google Cloud Platform a los servicios disponibles en Citrix Cloud, ofrecemos a los clientes empresariales más opciones en su migración a la nube”, dijo Nan Boden, director de Socios Globales de Tecnología de Google Cloud. “Nuestra colaboración con Citrix ayudará a las empresas de todo tipo a acelerar su transición a la nube, incluidas la infraestructura de escritorio y las aplicaciones que quieran usar”.

“Las empresas de todo tamaño en todas las industrias del mundo tienen una maravillosa oportunidad de adoptar la transformación de la nube y así permitir que sus empleados trabajen de forma segura desde cualquier parte en espacios de trabajo digitales”, dijo Steve Blacklock, vicepresidente de Alianzas Estratégicas Globales de Citrix. “Nuestros clientes piden a Citrix y a Google que trabajen más estrechamente para entregar soluciones innovadoras en la nube que les permitan adaptarse al futuro del trabajo.

Al integrar los servicios en la nube de Citrix con Google Cloud, los clientes de Google podrán agregar aplicaciones virtuales y escritorios que se ejecutan en Google Cloud y usarlos junto con el paquete de aplicaciones de productividad de G Suite con la mayor facilidad.

Citrix y Google siguen trabajando para entregar soluciones de punto de destino seguras para acceder a los espacios de trabajo digitales con el nuevo producto Citrix Receiver para Chrome 2.4, que ofrece compatibilidad real con varios monitores en Chromebooks. Google acaba de realizar un anuncio oficial acerca de la compatibilidad del explorador Chrome con Citrix, junto con la disponibilidad de optimizaciones de gráficos sólo en XenApp. Los equipos de producto de Google y Citrix siguen trabajando juntos para mejorar y optimizar la entrega de XenApp a los dispositivos con sistema operativo Chrome OS para los clientes empresariales, con actualizaciones continuas de Citrix Receiver para Chrome.

Citrix y Google se unen para ayudar a las empresas a ser parte de la transformación de la nube segura

2017: Principales tendencias de la computación en nube

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

El año está empezando, y con él vienen las expectativas de lo que traerá el mundo de la tecnología. La novedad para el 2017: el poder de unión de la computación en nube.

En 2016, la gran pregunta planteada por las empresas y los CIO era si ellos deberían moverse a la nube. Este año, la cuestión es: ¿cuál es la mejor manera de lograrlo?

Una encuesta global de IBM, llevada a cabo con más de 1.000 ejecutivos de 18 industrias, señala que casi todas las empresas encuestadas están usando la nube, pero solamente en algunas áreas de su negocio. El 78% de los encuestados afirman que sus iniciativas en la nube son coordinadas o totalmente integradas; mientras que un 34% afirmaba lo mismo en 2012. Al mismo tiempo, para este 2017 se espera que casi la mitad de las cargas de trabajo permanezcan en las instalaciones actuales, con servidores dedicados.

A medida que las empresas puedan seguir beneficiándose de la integración de su infraestructura local con la nube, aumentan sus inversiones en nuevas cargas de trabajo en nubes públicas. Claramente, la nube -y sobre todo la nube híbrida que trata de la combinación de nubes públicas con privadas, o con infraestructura física- se está convirtiendo en una plataforma para la innovación y la transformación digital.

En este contexto, aquí se describen las cinco tendencias emergentes que IBM anticipa para la nube en 2017:

1) El ascenso de la Computación Cognitiva será impulsada por la nube: La computación Cognitiva son sistemas inteligentes de análisis de datos que incorporan Inteligencia Artificial.
Un número cada vez mayor de las cosas de las que dependemos – tanto en la vida personal o profesional – es el creciente océano de datos que nos rodea. De hecho, el 80% de los datos del mundo son esencialmente “oscuros” y no estructurados; recogidos y almacenados por computadoras, pero invisibles e inutilizables desde la perspectiva del análisis. Los sistemas cognitivos, disponibles a través de la nube, están elevando el velo sobre los llamados “datos oscuros”.

Los servidores, almacenamiento y software, se están construyendo en una plataforma de nube híbrida, que le habilita una mayor rapidez hacia las soluciones cognitivas. Esto es posible gracias a los sistemas informáticos cognitivos que pueden comprender, aprender y razonar. En 2017, las soluciones cognitivas disponibles a través de la nube seguirán conduciendo nuevas experiencias y transformando industrias enteras, desde servicios financieros y retail, hasta compañías aéreas y salud.

2) Blockchain permite mayor veracidad y confianza en cadenas de valor a través de la nube: Uno de los más emocionantes avances tecnológicos en los últimos años es el advenimiento de Blockchain, la primera plataforma global y peer-to-peer para las transacciones comerciales y personales.

Blockchain es un ledger distribuido – también conocido por libro de contabilidad que registra bloques de información – fiable y protegido por encriptación avanzada, que permite que el sistema sea lo más seguro y a prueba de fallas. Sólo un círculo cerrado de los participantes tienen acceso, y cada parte sólo puede ver la información que se les permite hacer dentro de una transacción.

Cada vez son más las empresas y organizaciones que están optando por Blockchain. Esta tendencia continuará en 2017. De hecho, se estima que la aplicación de Blockchain en las cadenas mundiales de suministro puede generar un ahorro más de US$100 mil millones anuales.

Los mejores sistemas están construidos de forma escalable, son ampliamente accesibles y consumibles tales como las API o soluciones en la nube.

3) La computación en nube “serverless” está eliminando la complejidad y costo de desarrollo de aplicaciones: Una tecnología emergente llamada “computación sin servidor” hace que el uso de servidores virtuales y físicos sea completamente invisible para los desarrolladores.

Esta tecnología –ofrecido en la nube-  está empezando a desentrañar las ventajas competitivas que cambian el juego para organizaciones de todos los tamaños. En 2017, más empresas aprovecharán sus beneficios, incluyendo la reducción del tiempo de desarrollo y costo más bajo.

4) Seguridad: cloud computing va a facilitar la seguridad: En 2016 vimos un montón de noticias sobre violaciones de seguridad de TI que afectan a negocios, gobiernos y ciudadanos. Y los problemas de seguridad siguen apareciendo como un importante inhibidor de la adopción de la computación en nube. A pesar de que la amenaza es real, los principales proveedores de nube están tomando medidas extraordinarias para construir nuevos sistemas de seguridad.

En 2017, nuevas capacidades cognitivas acelerarán la transformación de las vulnerabilidades de seguridad percibidas de la nube. Generarán hipótesis, razonamiento basado en la evidencia y recomendaciones para mejorar la toma de decisiones. Como resultado, la seguridad cognitiva ayudará a abordar la falta de capacidades actuales, acelerar las respuestas y ayudar a reducir el costo y la complejidad de hacer frente a la delincuencia informática.

5) La transformación de la cultura está impulsando el camino hacia la nube: A medida que más y más organizaciones adoptan la nube, el trayecto requerirá una transformación que va más allá de la tecnología. Investigadores, desarrolladores, start-ups y organizaciones deben adoptar un cambio de cultura que priorice la experiencia del usuario y mejore la colaboración, la libertad para experimentar y un enfoque empresarial agudo.

En 2017, vamos a ver más empresas de TI que crearán espacios físicos reales – centros de innovación o garajes – donde el talento es atraído y nutrido, y equipos pequeños podrán reunirse para aprender nuevas habilidades y colaborar en las innovaciones.

Plataformas en la nube acelerarán la innovación y el papel clave de la tecnología de la información en la transformación de los negocios y la sociedad.

Por Marcelo Jara, Líder de Cloud de IBM Argentina

El dilema de la ruptura. Desafíos del CIO ante una escisión dentro de su empresa

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather
Fusiones, adquisiciones y desinversiones suponen todo un dolor de muelas para el CIO y su equipo de TI. Y no son pocas las ocasiones en que unas y otras frustran sus intentos de proporcionar a los accionistas de la compañía todos los beneficios que la tecnología ofrece. ¿La razón? Se ignora el valor de la misma tecnología. Y puede servir de gran ayuda al CIO, como vamos a ver a continuación.

Escisiones, rupturas, fusiones, desinversiones… Procesos habituales en las empresas actuales, nada extraños. Nuevas empresas que surgen de otras, separaciones con el objetivo de lograr una independencia que permita a la compañía resultante competir mejor en el mercado… Lo normal. El mercado es así. Pero no todos ven estas operaciones como algo tan simple. Sin ir más lejos, los accionistas de la empresa que sufre una escisión, que observan con mucho recelo. ¿Y los CIOs? Contienen la respiración. Y no es para menos.

En un mundo en el que lo que prima es el crecimiento, fusiones, adquisiciones y rupturas suponen toda una suerte de acciones que, de una manera o de otra, afectan al mercado y a las empresas resultantes. Sin ir más lejos, valga el ejemplo de HP, con su división el año anterior en dos compañías independientes (HPE y HP Inc.) tras la separación de los negocios de impresión y dispositivos de consumo y los servicios profesionales de TI. Ambas empresas caminan ahora por el mercado de manera separada y con éxito. El sueño de todo CIO. Porque es posible repetirlo.

Ante todo, lo esencial es tener en cuenta que toda fusión, desinversión o escisión es un desafío, pues así hay que tomarlo, y no como un problema. Claro que, en ocasiones, el CIO no sabe cómo afrontar ese proceso, pues nunca se ha visto en nada parecido. Es el momento en el que surgen preguntas tales como ¿cómo dividir una empresa en dos? ¿De qué manera se divide el hardware y el software de la empresa madre, así como sus aplicaciones? ¿Qué hacer con la red? ¿Y los servicios de TI? ¿Cómo se manejan? Un territorio desconocido para el CIO, sin duda.

Tres etapas a tener en cuenta

Desafío, decíamos con anterioridad. Y como tal desafío, el CIO ha de diseñar una estrategia basada en tres etapas: hasta el momento en que se firma el acuerdo entre las compañías resultantes de la operación, el momento después de la firma, y la manera en que se completa la separación de los escenarios TI de cada empresa, así como también las operaciones paralelas que aparezcan o se desarrollen hasta que el nuevo y definitivo escenario quede establecido.

En cada una de dichas fases el CIO debe desarrollar una estrategia TI clara. En la primera, sobre todo, su principal ocupación y tarea consistirá en realizar un inventario y evaluar todos los recursos TI disponibles (debida diligencia) para tener una visión clara del punto de partida. Etapa en la que, asimismo, ha de planificar la separación de los activos existentes antes de dar paso a la segunda etapa, en la que su cometido consistirá en aplicar todas las medidas necesarias para que la empresa resultante cuente con su propio departamento de TI a la par que el de la anterior empresa, y listo para trabajar. Esto es, la migración del hardware y el software, mantener acuerdos suscritos de la empresa madre y plantear qué nuevos acuerdos se pueden firmar y con quién, o dilucidar de qué manera se realizará la transferencia de personal de TI entre las empresas resultantes de la operación.

Y quedaría la última fase, que consiste en establecer la manera de completar la separación de los escenarios de TI de las empresas resultantes de la fusión, adquisición o escisión. Una etapa crítica, pues sin ir más lejos en ella el CIO ha de conocer los inventarios de hardware y software existentes o cómo se estaban utilizando hasta el proceso de escisión, división o fusión para, llegado el caso, proceder a las desinversiones que considere oportunas.

También ha de tener en cuenta la segregación de la red y cómo y de qué manera separarla entre las empresas resultantes de la operación. En caso de escisión, el CIO puede apostar de manera temporal por la virtualización como modelo a seguir en las empresas resultantes. Y, ¿qué ocurre con los data centers afectados? En este caso, toda la red, o la mayor parte de ella, tendría que moverse a la empresa resultante de la escisión con una nueva dirección IP.

Asimismo, otras consideraciones a tener en cuenta por el CIO en esta tercera etapa son el desarrollo de una nueva estrategia TI separada de la de la empresa madre; un diseño de los posibles escenarios resultantes antes del desarrollo de cualquier estrategia TI; la reutilización de los servicios de hardware existentes en la empresa madre, o bien apostar por soluciones en la nube, con el ahorro de costes que eso supone, y la posibilidad de afrontar con mayores garantías cualquier proceso de ampliación, mejora o sustitución de la infraestructura existente. No en vano, y a falta de recursos, el Cloud y la virtualización se revelan como la mejor solución posible, aunque, como todo, también puede dar origen a discusiones dentro de la empresa resultante sobre qué tecnología a desarrollar es la mejor; y qué hacer con las aplicaciones existentes en la empresa madre y cómo utilizarlas —entre las que se incluyen el ERP, el correo electrónico, entre otras—, y qué estrategia de seguridad se puede desarrollar. Que, llegado el momento, el CIO puede apostar por desarrollar una infraestructura completamente nueva, ya que puede ajustar sus necesidades al tamaño de la empresa, lo que también redundará en una reducción de costes y en unas características de seguridad asumibles por la empresa.

Y después, ¿qué?

Ésa es la pregunta a la que se enfrentan las compañías resultantes de un proceso de escisión o separación. Cuando eran una todo era más sencillo. ¿Y ahora que son dos? Es el momento de prestar atención a una tecnología que puede ofrecer muchos beneficios, especialmente en los primeros meses de vida y de rodadura en el mercado de las firmas resultantes: el Cloud Computing. Una infraestructura basada en esta tecnología ahorra costes de implantación, permite adaptar las estructuras resultantes al tamaño de la empresa y acompañarla según y cómo crezca cada una de ellas. O bien apostar por una solución on premise como Office 365, dependiendo de sus requerimientos y necesidades, o bien optar por un sistema SAP, que permiten dedicar segmentos de clientes o áreas de contabilidad y su respectiva propiedad sólo a la empresa matriz, sólo a la filial, etcétera.

En definitiva, hablábamos al comienzo de este reportaje del ejemplo de HPE y HP Inc. como resultantes del proceso de separación de HP. Sirva para para cerrarlo el de Mondelez International, escisión resultante de Kraft Foods, líder en alimentación y bebidas energéticas, y en el que las soluciones de HPE han tenido bastante que ver a la hora de llevar a buen puerto la operación emprendida. Una muestra más de que la innovación unida a la tecnología permite a las empresas resultantes de una escisión afrontar su salida al mercado y competir en el con mayores garantías de éxito para ambas partes. Algo que sólo la tecnología es capaz de conseguir.

Contenido ofrecido por BVEx.

El tráfico Cloud se multiplicará casi por cuatro entre 2015 y 2020

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Según el sexto informe Global Cloud Index de Cisco, el Cloud supondrá el 92 por ciento de todo el tráfico data center global en 2020.

El tráfico Cloud global se multiplicará casi por cuatro en los próximos cinco años, alcanzando un total de 14,1 Zettabytes (ZB) anuales en 2020, desde los 3,9 Zettabytes registrados en 2015.

Así se desprende del sexto informe anual Cisco® Global Cloud Index (2015-2020) presentado ayer, que indica que este incremento del tráfico Cloud se debe a la creciente migración a arquitecturas Cloud por su rápida escalabilidad y la capacidad de soportar mayor cantidad de cargas de trabajo de forma más eficiente que los data centers tradicionales.

Principales conclusiones

1.- Incremento del tráfico de red.

En 2020, el tráfico de los data centers Cloud alcanzará 14,1 ZB anuales, desde los 3,9 ZB registrados en 2015. Un Zettabyte equivale a un billón de Gigabytes.
En 2020, el tráfico de los data centers tradicionales alcanzará 1,3 ZB anuales, desde los 827 Exabytes (EB) anuales contabilizados en 2015.

2. – El crecimiento del Cloud supera al crecimiento del data center tradicional.

En 2020, el 92 por ciento de las cargas de trabajo serán procesadas en data centers Cloud,  mientras el 8 por ciento restante será procesado en data centers tradicionales.
La densidad de las cargas de trabajo (cargas de trabajo por servidor físico) de los data centers Cloud fue de 7,3 en 2015, cifra que aumentará hasta 11,9 en 2020. Por su parte, los data centers tradicionales registraron una densidad de 2,2 en 2015, que aumentará ligeramente hasta 3,5 en 2020.

3. – El Cloud público crece más rápido que el Cloud privado.

En 2020, el 68 por ciento (298 millones) de las cargas de trabajo Cloud serán procesadas en data centers Cloud públicos, desde el 49 por ciento (66,3 millones) en 2015 (tasa de incremento interanual del 35 por ciento).

En 2020, el 32 por ciento (142 millones) de las cargas de trabajo Cloud serán procesadas en data centers Cloud privados, cayendo desde el 51 por ciento (69,7 millones) en 2015 (15 por ciento de incremento interanual).

4. – Más consumidores recurren al Cloud para almacenamiento.

En 2020, el 59 por ciento (2.300 millones) de los usuarios de Internet de consumo utilizarán servicios personales de almacenamiento en Cloud, desde el 47 por ciento (1.300 millones) en 2015.
En 2020, el tráfico de almacenamiento Cloud por usuario de consumo será de 1,7 GB mensuales, frente a los 513 MB mensuales en 2015.

5. – La capacidad de almacenamiento de los data centers crece para responder a la migración de datos de consumo desde los dispositivos al Cloud.

En 2020, la capacidad de almacenamiento instalado en los data centers crecerá hasta 1,8 ZB desde los 382 EB en 2015, multiplicándose casi por cinco.
En 2020, la capacidad total de almacenamiento instalado en los data centers Cloud a escala global supondrá el 88 por ciento de toda la capacidad de almacenamiento de los data centers, desde el 64,9 por ciento en 2015.

6. – El Big Data impulsará el crecimiento total de datos almacenados.

A escala global, los datos almacenados en data centers se multiplicarán por cinco entre 2015 y 2020 hasta alcanzar 915 EB en 2020 (tasa de incremento interanual del 40 por ciento), desde los 171 EB en 2015.

El Big Data alcanzará los 247 EB en 2020, multiplicándose casi por diez desde los 25 EB en 2015. Solamente el Big Data supondrá el 27 por ciento de todos los datos almacenados en data centers en 2020, desde el 15 por ciento en 2015.

7. – El IoT generará datos de forma masiva.

A escala global, los datos generados (pero no necesariamente almacenados) por el IoT alcanzarán 600 ZB anuales en 2020, 275 veces más que el tráfico previsto viajando desde los data centers hasta los usuarios/dispositivos finales (2,2 ZB); y 39 veces más que todo el tráfico data center previsto (15,3 ZB).

8.-  Mayor crecimiento a medida que crecen los datos de dispositivos on line.

La cantidad de datos almacenados en dispositivos (5,3 ZB) será cinco veces mayor que los datos almacenados en data centers en 2020.

9.- Las mejoras en las redes fomentarán el uso de aplicaciones Cloud. Avance de los países en la Preparación para el Cloud (redes fijas y móviles):

– En 2015, 119 países cumplían los criterios para soportar aplicaciones Cloud avanzadas sobre redes fijas; este año aumentan hasta los 132.

– En 2015, 81 países cumplían con los requisitos para soportar aplicaciones Cloud avanzadas sobre redes móviles, número que se incrementa hasta los 89 países en 2016.

Cargas de trabajo de las aplicaciones

Debido a la creciente adopción de la virtualización en los data centers, las operadoras Cloud pueden también obtener mejor eficiencia operativa a la vez que proporcionan una mayor variedad de servicios a empresas y consumidores con óptimo rendimiento. Para comprender mejor el crecimiento data center, el Informe de este año incluye un análisis de las cargas de trabajo de las aplicaciones, con las siguientes previsiones para consumidores y empresas:

Las cargas de trabajo empresariales dominan el data center.

– Las cargas de trabajo empresariales se multiplicarán por 2,4 entre 2015 y 2020, pero su peso total en las cargas de trabajo data center se reducirá desde el 79 hasta el 72 por ciento.

Las cargas de trabajo de consumo, aunque menores en número, crecen con mayor velocidad.

– Entre 2015 y 2020, las cargas de trabajo de consumo se multiplicarán por 3,5.

– En 2020, las cargas de trabajo de consumo supondrán el 28 por ciento (134,3 millones) del total de las cargas de trabajo data center, frente al 21 por ciento (38,6 millones) en 2015.

Las cargas de trabajo de IoT/analítica/bases de datos son las que más crecen de las aplicaciones empresariales, mientas las cargas de trabajo de colaboración y de computación mantienen su peso.

– En 2020, las cargas de trabajo de bases de datos/analítica/IoT supondrán el 22 por ciento del total de cargas de trabajo empresariales, frente al 20 por ciento en 2015.

El vídeo y las redes sociales lideran el incremento en cargas de trabajo de consumo.

En 2020, las cargas de trabajo de vídeo en streaming supondrán el 34 por ciento del total de cargas de trabajo de consumo, frente al 29 por ciento en 2015; las cargas de trabajo de redes sociales supondrán el 24 por ciento del total (20 por ciento en 2015), mientras las cargas de trabajo de búsquedas representarán el 15 por ciento del total (17 por ciento en 2015).

Hyperscale data centers

Este año el Informe incluye también un análisis del impacto de los ‘hyperscale’ data centers. Este tipo de data centers crecerán desde los 259 contabilizados en 2015 hasta los 485 en 2020.

Se prevé que el tráfico de los hyperscale data centers se multiplique por cinco en los próximos 5 años, de forma que supondrán el 47 por ciento del total de servidores instalados en data centers y soportarán el 53 por ciento de todo el tráfico data center en 2020.

Una tendencia clave que está transformando los hyperscale (y otros) data centers es la adopción de soluciones Software-Defined Networking (SDN) y de virtualización de funciones de red (NFV, Network Functions Virtualization), ayudando a flexibilizar las arquitecturas de data center y a optimizar el flujo de tráfico.

Se prevé que en los próximos cinco años casi el 60 por ciento de los hyperscale data centers a escala global implementen soluciones SDN/NFV. En 2020, el 44 por ciento del tráfico entre data centers estará soportado por plataformas SDN/NFV (23 por ciento en 2015).

Doug Webster, vicepresidente de Marketing para Proveedores de Servicios en Cisco: “A lo largo de las seis ediciones del Informe, Cloud Computing ha pasado de ser una tendencia emergente a convertirse en un pilar esencial de la arquitectura de los proveedores de servicios gracias a su flexibilidad y escalabilidad. Impulsado por tendencias como vídeo, IoT o SDN/NFV, prevemos un significativo y rápido crecimiento del Cloud y del consiguiente tráfico de red, mientras las operadoras optimizan su infraestructura para proporcionar un mayor número y variedad de servicios IP tanto a empresas como a consumidores”.

El tráfico Cloud se multiplicará casi por cuatro entre 2015 y 2020

Siete de cada diez organizaciones ya utilizan el Cloud

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Sólo el 31% ha alcanzado un cierto nivel de madurez y únicamente 3 de cada 100 cuentan con una estrategia de nube optimizada, según un nuevo Informe de IDC.

Aunque casi siete de cada diez organizaciones (el 68%) ya utilizan algún tipo de nube, sólo el 31% ha alcanzado un cierto nivel de madurez (con estrategias Cloud repetibles, optimizadas o gestionadas) para maximizar su valor, y únicamente 3 de cada 100 cuentan con una estrategia optimizada para obtener los mayores beneficios empresariales.

Así se desprende del estudio global Cloud Going Mainstream: “All Are Trying, Some Are Benefiting; Few Are Maximing Value”, realizado por International Data Corporation (IDC) y patrocinado por Cisco, que desvela también la preponderancia de los entornos de nube híbridos, la relación entre madurez y resultados de negocio y el uso de aplicaciones IoT y de ciber-seguridad Cloud.

La adopción de la nube ha aumentado un 61% con respecto al año pasado (cuando IDC presentó la primera edición del Informe), y aunque la mayoría de organizaciones sigue intentando mejorar sus estrategias Cloud, todavía existe un margen de mejora.

Principales claves del Informe

La adopción de la nube continúa creciendo, pero pocas organizaciones han implementado estrategias maduras/avanzadas. IDC identifica cinco niveles de madurez del Cloud: ad hoc, oportunistas, repetibles, gestionadas y optimizadas. El 68% de las compañías consultadas utiliza algún tipo de aplicación en la nube (incremento del 61% frente a 2015), pero sólo el 31% tiene estrategias de adopción maduras o avanzadas (repetibles, gestionadas u optimizadas) frente a estrategias ad hoc y oportunistas, mientras el 22% carecen de estrategia.

· La nube híbrida es ampliamente utilizada, y el gasto en entornos Cloud privados continúa aumentando. Aunque la adopción se divide de forma relativamente uniforme entre la nube pública y la privada (52% y 54%, respectivamente), el 73% de las organizaciones apuesta por una estrategia híbrida, lo que incluye una suscripción a varios proveedores de nube externos y el uso de una combinación de recursos en la nube y de TI dedicados. Las organizaciones también esperan aumentar el gasto en la nube privada on-premise un 40% durante los próximos dos años.

· La adopción de la nube conlleva ventajas considerables. Cuanto mayor es el nivel de madurez de la nube, mejores son los resultados empresariales, incluyendo un mayor crecimiento de los ingresos y una asignación más estratégica de los presupuestos de TI, así como ventajas tácticas entre las que se incluyen costes de TI más reducidos, menor tiempo de aprovisionamiento para los servicios de TI y una mayor capacidad para cumplir con los Acuerdos de Nivel de Servicio (SLAs). Figura 4.

· La nube facilita la adopción del IoT y de la ciber-seguridad. Tres de cada diez organizaciones (el 29%) que han adoptado la nube utilizan aplicaciones de IoT basadas en el Cloud, cifra que aumenta al 62% en el caso de las organizaciones con una estrategia más avanzada. Las organizaciones con estrategias optimizadas también son mucho más propensas a utilizar la nube privada o híbrida para IoT. La ciber-seguridad es otro de los usos más extendidos, especialmente entre las organizaciones con una estrategia de nube consolidada.

Impulsores y barreras

El incremento en la facturación de las organizaciones con estrategias Cloud nativas se ha debido principalmente al resultado de venta de nuevos productos y servicios, llegar más rápido a los clientes y la habilidad de acceder a nuevos mercados.

Las organizaciones con estrategias de nube más maduras se definen por el uso de una cultura de integración de desarrollo y operaciones o DevOps (80% de las organizaciones optimizadas frente al 7% de las organizaciones ad hoc), además de apostar en mayor medida por entornos Cloud de varios proveedores en función de la ubicación, las políticas y los principios de gobernanza (84% frente al 40%, respectivamente), arquitecturas de micro-servicios para desarrollar aplicaciones Cloud (79% frente al 9%, respectivamente) y contenedores o Docker (66% frente al 20%, respectivamente).

Con respecto a las barreras para lograr una mayor madurez, el Informe señala la falta de personal especializado, la carencia de una estrategia y un plan bien definidos, estructuras organizativas desfasadas o no conectadas y la falta de alineación entre el departamento de TI y las Líneas de Negocio (LoBs).

Análisis personalizado

Cisco ayuda a las organizaciones a traducir los resultados del Informe en un análisis personalizado. La herramienta Cisco Business Cloud Advisor Adoption Report permite a las organizaciones completar un breve cuestionario para evaluar su nivel de adopción de la nube e identificar los aspectos potenciales de mejora en función del estudio (comparativa por sector, país y tamaño). Se puede acceder a la herramienta y conocer todos los detalles de esta iniciativa enwww.cisco.com/go/bca.

Como complemento, Cisco ofrecerá próximamente junto a sus partners un workshop o jornada de análisis detallado que combina Cisco DomainTen Service (análisis de data center e infraestructura TI) con Cisco Business Cloud Advisor Workshop.

Nuevos servicios Cloud profesionales

Cisco también ha anunciado una serie de Servicios Cloud Profesionales diseñados para ayudar a los negocios a optimizar sus entornos Cloud a medida que avanzan en su transformación digital, superando así el déficit de profesionales especializados. Los servicios incluyen:

· Nuevos servicios de gestión y orquestación multi-cloud para Cisco Cloud Center, facilitando un diseño y modelado único que posteriormente puede replicarse en cualquier lugar.

· Nuevos servicios de aceleración Cloud que aceleran el diseño y la implementación tanto de nubes privadas tradicionales como de soluciones Cloud nativas como OpenStack y PaaS.

· Servicios mejorados de migración de aplicaciones, que permiten automatizar y eliminar la complejidad resultante de integrar y trasladar aplicaciones y cargas de trabajo al Cloud.

· Nuevos servicios de transformación de TI para DevOps, enfocados en las iniciativas de gestión de cambio basadas en DevOps para alinear los procesos de negocio y la capacidad operativa y facilitar la integración tanto de entornos y equipos tradicionales como DevOps.

Scott Clark, vicepresidente de Servicios Avanzados en Cisco comentó: “A medida que aumentan las implementaciones híbridas y multi-cloud, las organizaciones se enfrentan a entornos cada vez más complejos y diversos. Los nuevos y mejorados Servicios Profesionales de Cisco, ofrecidos en colaboración con nuestros partners, pueden ayudarles a elegir el mejor entorno y modelo de consumo para sus aplicaciones tradicionales y Cloud y a optimizar su estrategia de nube de forma segura en función de cada necesidad”.

Por su parte Robert Mahowald, vicepresidente de SaaS y Cloud en IDC, indicó: “Aunque la mayoría de organizaciones pretenden seguir mejorando sus estrategias Cloud, el 3 por ciento que ya cuentan con un modelo optimizado y gestionan mejor el actual escenario de entornos multi-cloud están obteniendo los mayores beneficios. Apoyándose en herramientas como Cisco Business Cloud Advisor, los clientes pueden avanzar en su madurez para lograr mayores beneficios empresariales”.

Las empresas y el reto de la adopción de Cloud Computing

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Opinión: Las ventajas de apostar por el Cloud, o TI como servicio, para la dinámica de la compañía son evidentes, y tanto por el lado de beneficio económico como a nivel de productividad.

Hasta hace poco tiempo atrás, cada vez que nos tocaba conversar con un cliente y le hablábamos de Cloud, lo primero a lo que lo asociaba era a su correo electrónico. Aunque parte de cierto tiene esta afirmación en términos de uso, el cloud computing, o computación en la nube, se basa en el principio de usar servicios de tecnología informática en la demanda que se requiera, sin necesidad de tener que instalar todos los componentes en una infraestructura propia.

Pero ¿qué significa esto?, pues que el hecho de consumir estos elementos de TI como servicios, abre para las empresas un sinfín de posibilidades de crecimiento permitiéndoles centrarse en el corazón de su negocio en lugar de invertir extensivamente en los habilitadores de tecnología, los cuales por las características del Cloud, se tendrán en plazos cortos y en la cantidad que se demanden.

Las ventajas de apostar por el Cloud, o TI como servicio, para la dinámica de la compañía son evidentes, y tanto por el lado de beneficio económico como a nivel de productividad. Por un lado, el pago por uso nos libra de grandes inversiones tanto en software como en hardware. Por otra parte, para el usuario, la tecnología se encuentra localizada en un lugar, al que se puede acceder desde cualquier sitio disponiendo de una conexión a Internet, y esa tecnología tiene la garantía de proveer la versión actualizada o requerida por el usuario.

Desde un principio, las empresas han mostrado claramente su preocupación sobre la protección de datos y otras cuestiones relativas a la seguridad o la pérdida de información como principales recelos a la hora de adoptar esta tecnología. Esto es más notorio aun en las instituciones de gobierno.

Sin embargo, lo cierto es que, esta tendencia se está revertiendo, y ahora son muchas las empresas que ya están utilizando Cloud. El correo electrónico o los sistemas de mensajería interna son las aplicaciones que más frecuentemente están en la nube en lugar de en los servidores propios. Y eso que, gran parte de la información de las empresas (sea confidencial o no) se transmite a través del correo electrónico: contratos con clientes, condiciones de compra venta, planillas, pagos, facturas.

El cloud computing está ganando en uso, especialmente en áreas como el almacenamiento, respaldos de información, plataformas para pruebas de desarrollo de productos de pre-producción y ahora, consumiendo aplicaciones propias y/o de terceros. Empresas como Facebook, Amazon, Netflix y Uber, entre otras; nacieron nativas en Cloud, residen en la nube actualmente y es ahí donde logran ser más competitivas que las demás.

La confianza que se tenga en el proveedor del servicio en la nube o el contrato de responsabilidad de cada parte, suelen ser los factores determinantes para que una empresa decida dar el salto. Todos los proveedores de cloud computing invierten grandes cantidades de dinero en seguridad multinivel, incluyendo firewalls, IDS/IPS, anti-DDoS, anti-malware, cifrado multicapa (normalmente en comunicaciones y en aplicación, etc.) para lograr una barrera prácticamente infranqueable. ¿Acaso todas las empresas pueden asumir estos altos costos por si mismas?

Uno de los argumentos principales que se ofrecen a los clientes a la hora de evaluar la tecnología en la nube es la realización de un análisis de TCO (Costo Total de Propiedad) que en la gran mayoría de los casos muestra su ventaja frente a la práctica tradicional de instalaciones “on premises”. Esta práctica le permite a las empresas la capacidad de poder valorar cuánto es la contribución de esta tecnología a la consecución de sus objetivos, enfocando sus recursos humanos y económicos en el core del negocio.

Más allá del crecimiento logrado hasta ahora del cloud computing, todavía puede expandirse más, una buena manera de intentar impulsar su uso es a través de una política informática que sea avalada por los propios gobiernos. Ni que decir de las pymes, quienes ven ahora en el Internet y la presencia en el www, la clave principal de su éxito y permanencia en el mercado o fracaso a futuro.

Orlando Perea Govea, General Director Softline Perú

El entorno TIC en las empresas españolas

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Las tecnologías de la información y las comunicaciones tienen un papel fundamental en las empresas españolas tal y como se puede apreciar en el último informe publicado por el INE (Instituto Nacional de Estadística). A fecha del primer trimestre de 2016 se aprecia que las empresas están adoptando cada vez más el uso de sistemas online para beneficiar sus procesos y alcanzar resultados más eficientes. Esto habla bien de la manera en la cual España va acomodándose a las últimas tendencias TIC, sacando partido a todos los recursos que favorecen a las empresas a alcanzar mejores resultados.

 

España al frente de la adopción TIC

Salvo por la cantidad de empresas que disponen de banda ancha fija,que se ha reducido ligeramente respecto al mismo periodo en el pasado año 2015, todos los datos son positivos y progresivos. Pero son datos lógicos teniendo en cuenta que las empresas están optando, cada vez más, por la adopción de conexiones móviles. De ahí que la cantidad de empresas con banda ancha móvil hayan aumentado a un 82,9% respecto al 80,7% del pasado año. También se disfruta de crecimiento en los negocios que disponen de conexión a Internet y página web, porcentaje que ha pasado del 76,6% al 77,5%. Lo que también ha aumentado de manera significativa ha sido el uso de la firma digital, que ha crecido a un 75,1% respecto al 68% que tuvo en 2015.

Son estadísticas muy positivas que reafirman el liderazgo del que disfruta la tecnología informática y online en la estructura de las empresas españolas de hoy día. A diario se implementan nuevos procesos que responden a las necesidades del mercado actual y esto ayuda a que todos los negocios potencien su rendimiento de manera significativa. En lo relacionado con la gestión de una página web todavía hay mucho trabajo que realizar, porque si bien las empresas están representadas, normalmente lo hacen solo a través de una página de presentación o de la presencia online de declaraciones vinculadas a la política de las compañías y sus filosofías de trabajo. En menor medida se elaboran páginas web dotadas de contenido de calidad o listados de precios que ayuden a los clientes a conocer mejor los servicios proporcionados por las empresas. Esto, no obstante, está solucionándose poco a poco a la vista de que las empresas van viendo la importancia de cubrir estos frentes.

 

Redes sociales y cloud computing

Otros aspectos en los que España también se está poniendo al día es en las redes sociales y el cloud computing. Un 94,5% de las empresas españolas tiene presencia en las redes sociales, siendo las más utilizadas Facebook, LinkedIn o Google Plus, aunque el cambio respecto a 2015 es reducido, dado que por aquel entonces ya se había alcanzado un gran nivel de cobertura en este sentido. Donde todavía hay que mejorar es en la adopción de sistemas de microblogs o blogs completos, dado que Twitter o Blogger tienen una presencia reducida en las compañías, con solo un 43,8% del total. El crecimiento es reducido en comparación al pasado año, lo que denota que todavía haya trabajo que realizar para extender este campo en las empresas. Donde más se echa de menos la presencia española es en la disponibilidad de herramientas Wiki, que solo están cubiertas en un 10,7% de los casos. La buena noticia es que un 91,5% de las empresas que usan redes sociales creen que es algo positivo para su negocio.

La computación en nube también sigue creciendo en nuestro país principalmente debido al uso de sistemas tan habituales como el correo electrónico, el almacenamiento o el software tipo Office. Un 71,2% de las compañías disponen de correo electrónico en nube y un 68,7% cuentan con almacenaje de archivos en este tipo de entornos conectados. Las bases de datos están presentes en nube con un 59,6% de los casos y el uso de software en nube tipo Office alcanza un 38,5%, habiendo disfrutado de un gran aumento respecto al 29,1% de 2015.

Para responder a la demanda actual de tecnología TIC que tienen las empresas el índice de compañías que han llevado a cabo la contratación de especialistas TIC ha sido del 26,3%. También se aprecia que un 23,4% ha invertido en formación TIC para sus empleados, una cifra que cuando hablamos de grandes empresas españolas, las que tienen más de 250 empleados, asciende a nada más y nada menos que un 63,6%.

Source: http://www.viu.es/entorno-tic-las-empresas-espanolas/

La digitalización en España: estado y retos

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

No es un dato halagüeño: pese a ocupar el puesto número 14 por volumen de su PIB, a nivel mundial España está en el 45 en desarrollo de la digitalización, y a ello se suma que sólo una de cada tres empresas españolas está preparada para afrontar la transformación digital.

internetofthings_smartlance

Son datos del informe “Digitalización de la Actividad Económica en España 4.0”, elaborado por la consultora Roland Berger y patrocinado por Siemens, que analiza el estado de la transformación digital en los sectores económicos más relevantes, como las Telecomunicaciones e Internet, Turismo, Servicios Financieros, Transporte, Infraestructuras, Farmacia, Salud, Energía e Industria.

De forma general, la resistencia al cambio, los costes que exige la transformación y  la falta de competencias y la ausencia de una oferta adaptada al mercado, son los tres principales obstáculos, identificados en el informe, con los que se encuentran las empresas españolas a la hora de abordar la transformación digital.

“Para abordar la diferencia de España en la digitalización respecto a otros países más avanzados como Estados Unidos, es necesaria una acción coordinada entre la Administración, las empresas y las asociaciones. Dicha coordinación debe ir enfocada a promover la inversión, potenciar la investigación y fomentar el desarrollo de las capacidades digitales para crear un verdadero ecosistema digital”, concluye el informe.

Según se desprende del análisis de Roland Berger, pese a que las empresas españolas dominan los usos digitales básicos, la situación no es igual con los usos más avanzados. Sectores como la Salud o el Transporte, presentan una brecha (gap) de penetración digital superior al 75% (esto es las oportunidades que creen que proporciona la transformación y la madurez digital de las organizaciones). A éstos les siguen el sector de la Energía, con un 51%. Además, según los resultados obtenidos, tan sólo un 38% de las empresas cuenta con una estrategia digital formalizada y hasta un 26% todavía no tiene un responsable en el área digital.

Por otra parte, entre los sectores con una mayor madurez digital se encuentra el de las Telecomunicaciones, seguido del Turismo y los Servicios Financieros. Precisamente, en el sector de las Telecomunicaciones es el que presenta una cifra más elevada (91%) de los que consideran que existe en sus empresas una estrategia formalizada. A este le sigue el sector de los Servicios Financieros (81%). En el otro extremo se encuentra el sector de la Industria y las infraestructuras, con un 10 y un 15% respectivamente.

Estos sectores con mayor madurez son los que afirman contar con medios suficientes para desarrollar una estrategia digital, mientras que entre los sectores menos avanzados como la Industria o la Salud, esta percepción cambia, asegurando que no cuentan con los recursos suficientes para abordar la transformación digital. Entre las barreras más importantes en ese sentido se encuentra la falta de inversión. Según datos del Eurostat, España invierte sólo el 1,2% del PIB en Investigación y desarrollo, frente al 3% de Alemania o el 2% de media en la Unión Europea.

En dos años el 84% de las empresas europeas esperan un cambio radical en sus TI

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

El 64% de los negocios aún no tiene un programa de innovación, según un estudio de Vanson Bourne y Claranet.

SMARTLANCE IT RECRUITMENT SPAIN

La innovación se presenta como un reto ante las compañía, debe traducirse en éxito comercial y en diferenciación, pero también puede ir en contra en medio de un entorno profesional cada vez más complejo. Tras entrevistar a 900 responsables de TI de Alemania, Benelux, España, Francia, Portugal y Reino Unido, el informe Claranet Research Report 2015 responde a preguntas como: ¿Cómo entienden las empresas el papel de sus departamentos de TI?, ¿en qué países se invierte más tiempo en innovación? o ¿cuánto han aumentado sus presupuestos en el último año?

Además de desgranar el estado actual del departamento TI europeo, el estudio de la consultora Vanson Bourne profundiza en la innovación, las aplicaciones y la relación que las compañías europeas mantienen con sus proveedores de servicios TI.

Las cifras lo dejan claro. Aún queda mucho por hacer. Si bien el 75% de las organizaciones aumentó sus presupuestos de TI el año pasado o se espera que 8 de cada 10 empresas españolas esperan haber implementado procesos DevOps en dos años, solo el 36% de las empresas tienen un plan de innovación y sólo el 9% del tiempo de los Departamentos TI se invierte en innovación.

Los datos también revelan como la flexibilidad para diseñar soluciones es considerado como atributo más útil de un proveedor, para un 61% de los responsables TI. Además, se espera que en 2020 se desarrollará un 30% menos de aplicaciones in-house. Y aunque sorprenda la cifra, parece se que con un 12% las empresas españolas son las que dedican más parte de su tiempo a la innovación.

Tendencias: ¿Qué puede esperarse en 2015 en los ámbitos de redes, centros de datos y la nube?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

 2015 será el año en que las empresas salgan de su encierro, si por encierro entendemos el perímetro tradicional del centro de datos; un edificio cerrado, con redes habilitadas mediante túneles para redes de área amplia.

Me emocionan las pantallas curvas de los televisores 8K, los sofisticados robots domésticos, tabletas de bajo precio, relojes inteligentes, innovadoras bandas de fitness colmadas de sensores, coches eléctricos autónomos, drones de alto vuelo provistos de cámaras. Quizás usted también. Estos son sólo algunos de los que aparatos “que hay que tener” en 2015, como quedó demostrado en la feria internacional CES, realizada en enero en Las Vegas, Estados Unidos. El sitio Mashable ha publicado una visión general de lo mejor de CES.

Sin embargo, si prefiere saber qué es mejor para las telecomunicaciones en 2015, olvidemos entonces los dispositivos vestibles y parafernalia conectada a Internet.  ¡Mejor hablemos de redes!

De hecho, 2015 será cuando las empresas salgan de su encierro, si por encierro entendemos el perímetro tradicional del centro de datos; un edificio cerrado, con redes habilitadas mediante túneles para redes de área amplia. Veremos puntos de inflexión, con Redes Definidas por Software que llegan a su mayoría de edad, y con la seguridad redefinida como una aplicación distribuida, de rango primordial, habilitada por la Virtualización de las Funciones de Red sobre SDN. Veremos orquestación inteligente de servicios, uniendo redes y sistemas. Veremos interconexiones metropolitanas de alta velocidad, que se vuelven cada vez más populares y asequibles. También veremos angustia debido a las garantías cada vez más confusas de nivel de servicio. Y veremos la Internet de las Cosas (IoT) que dejará de ser una palabra de moda, propia de marketing (y de la sobrecarga de dispositivos que trajo CES 2015) para convertirse en una parte importante de WiFi y el ancho de banda 4G.

Veamos entonces los detalles y resaltemos algunos de los actores y comentaristas de estas tendencias.

SDN es el habilitador fundamental de la red sin fronteras.

Al llegar a su mayoría de edad, las Redes Definidas por Software (SDN) están creando una revolución en los sectores de carrier y redes empresariales. Al desacoplar el plano de control del plano de datos de la red, SDN define y redefine, para luego definir y redefinir la red, una y otra vez.

Casi cualquier arquitectura concebible, imaginada por un carrier o una empresa, puede ser implementada en minutos – no en meses. La inteligencia y la conectividad pueden ser distribuidas alrededor de un centro de datos, al interior de una red de telecomunicaciones, entre las redes de telecomunicaciones, y en todo el mundo. La creciente maduración de SDN, y su adopción más amplia por parte de los mayores actores del sector redes, hacen que esta tecnología sea omnipresente. Así, compañías de nicho como Extreme Networks, con su Plataforma SDN, están a la vanguardia de SDN, junto a los gigantes como Juniper y Cisco. Para ver un sólido conjunto de predicciones centradas específicamente en SDN, recomiendo el ensayo de Jim Duffy en NetworkWorld.

Gracias a NFV, la seguridad se convierte en una app decisiva  para las redes basadas en SDN.

NFV permite a los programadores inteligentes convertir diversas funciones del aparato de red, como el balance de carga, almacenamiento en caché y el filtrado de contenido de las aplicaciones que se ejecutan en una red definida por software. La seguridad es, en mi opinión, una de las funciones más importantes que es posible implementar a través de NFV, porque ahora se puede integrar funciones de seguridad – y políticas de seguridad – en todos los dispositivos apropiados, basados ​​en SDN.

En el pasado, por ejemplo, puede no haber sido rentable poner un dispositivo de seguridad de red, con tecnología de última generación, junto a cada switch y router. Con NFV, la seguridad es prácticamente una obviedad. Una empresa a considerar en este espacio es Wedge Networks, que no sólo tiene una fuerte gama de productos, sino que también ha definido, junto con la empresa de servicios de pruebas Spirent Communications, una especificación llamada NFV-S, o Virtualización de Funciones de Red para la Seguridad. Otras empresas, como Palo Alto y F5, también están trabajando duramente para llevar la seguridad a NFV. ¿O debemos quizás decir llevar NFV a la seguridad? Es, en realidad, un poco de ambas cosas.

La Orquestación de Servicio de Ciclo de Vida (LSO) hará SDN y NFV accesible a todos los niveles.

La complejidad de una red puede ser increíble. Piense en los desafíos que implica definir nuevos servicios. Creación y aplicación, ya sea a través de los dispositivos de red tradicionales, dispositivos habilitados para SDN, o una red empresarial o carrier híbrida. También es necesario gestionar esos servicios, garantizar el cumplimiento de las garantías de nivel de servicio, facturarlas – y luego desmantelar esos servicios cuando ya no lo necesite.

LSO es la clave para la creación y gestión de servicios en un entorno complejo, especialmente cuando SDN y NFV son parte de la mezcla. Definir  las capacidades de LSO y apoyar las APIs es fundamental para superar los desafíos que enfrentan los actuales Sistemas de Soporte a las Operaciones (OSS),  reduciendo la brecha con las futuras redes mejoradas para SDN/NFV. LSO puede instrumentar la red en cada punto, no sólo para poner en práctica los servicios, sino también recoger datos en tiempo real para permitir la visualización y gestión en tiempo real. De hecho, usted puede pensar en LSO como que reúne lo mejor de las consolas tradicionales de la red y el análisis de Big Data.  Una empresa que destaca en tal sentido es CENX, cuya Orquestación de Servicios  Cortx  puede hacerse cargo de la gestión del ciclo de vida de extremo a extremo de una red moderna, así como ayudar con las cuestiones de migración y de aplicación de SLA.

Una iniciativa visionaria clave en este ámbito es la Tercera Red del MEF, que combina la agilidad en la demanda y la ubicuidad de Internet con el rendimiento y las garantías de seguridad de Carrier Ethernet 2.0 (CE 2.0). Los servicios de la Tercera Red prometen ofrecer una experiencia dinámica, centrada en la nube, con niveles sin precedentes de control, por parte del usuario, de los recursos de la red, con conectividad orquestada entre puntos de servicios físicos y virtuales, y a través de múltiples proveedores.  La iniciativa del MEF  para la Tercera Red incluye la creación de especificaciones de interoperabilidad que los actores comerciales pueden utilizar para orquestar el intercambio y la combinación de recursos a través de, bueno, todo. El ámbito del MEF abarca a fabricantes de equipos de redes, empresas de software, empresas de telecomunicaciones, proveedores de centros de datos, proveedores de servicios cloud, e incluso fabricantes de computadoras. El MEF está trabajando en colaboración con el CEF y otras partes interesadas, agrupadas en torno a la iniciativa MEF Unite, para definir las capacidades esenciales de LSO y de gestión necesarias para alcanzar los objetivos clave establecidos por la Tercera Red.

 Las redes metropolitanas de alta velocidad impulsarán la conectividad empresarial

Pensemos en grande. Una empresa puede instalar toda la fibra que quiera a través de su edificio o alrededor de su campus. ¿Qué pasa cuando se conecta directamente vía Ethernet a, por ejemplo, los centros de datos basados ​​en la nube? Con demasiada frecuencia, la conectividad es rápida, pero no lo suficientemente rápida como para derribar los muros de rendimiento entre un centro de datos de la empresa y un centro de la nube – o entre diferentes proveedores de la nube.

Interconexiones de alta velocidad, basada en la tecnología óptica, están en el corazón del moderno centro de datos de la nube, y también la conexión entre los centros de datos y sus clientes empresariales en función de resultados. Uno de los líderes en este aspecto de la red de metro de alta velocidad es de Infinera, que ha replanteado una posición con alto rendimiento, bajo consumo de energía, y la impresionante densidad de puertos. De un vistazo a, por ejemplo, una nueva familia de productos llamada Nube Xpress, que está diseñado para la nube de metro, la red de transportes virtual que interconecta múltiples centros de datos dentro de un área metropolitana.

Todos enloquecerán con las Garantías de Nivel de Servicio

Casi todas las empresas están confiando en uno u otro servicio en la nube. Es Cualquier-cosa-como-un-Servicio, ya sea se trate de infraestructura, seguridad, analítica, virtualización, almacenamiento, etcétera, etcétera. En el próximo año continuaremos viendo una proliferación de Todo-como-un-Servicio, con límites que se desdibujan. Mientras que organizaciones como CloudEthernet Forum se dedican a la estandarización de las definiciones de servicios en la nube, la realidad es que los CIOs de empresas y comercializadores de proveedores de servicios tendrán dificultades para hablar el mismo idioma.

Hay una fuerte presión hacia una reducción en los precios, a la vez que hay una marcada tendencia al alza en la utilización de servicios y la complejidad. ¿Qué significa todo eso? Locas garantías de nivel de servicio que serán difíciles de entender, difíciles de medir y difíciles de cumplir, especialmente cuando muchos de esas SLA abarcan múltiples proveedores de servicios. Nubes independientes. API interdependientes. Dificultar para predecir el rendimiento y la disponibilidad. Como parte de su iniciativa Europa 2020, la Comisión Europea está estudiando laspautas de normalización de los Acuerdos de Nivel de Servicio de la nube. En realidad, ya era hora y, con suerte, los estándares globales tomarán forma durante el presente año.

Internet de las Cosas empezará a consumir considerable ancho de banda y otros recursos de back-end

La mayor parte de los actuales dispositivos IoT – bandas de fitness y relojes inteligentes, termostatos y televisores inteligentes – son sólo el comienzo. Muchos dispositivos portátiles se comunican con teléfonos inteligente vía Bluetooth; las apps del teléfono hablan con la nube, pero no hay muchos paquetes. Lo mismo ocurre con otros dispositivos de IoT ubicados en el hogar o en la oficina, que hablan con el router a través de WiFi o (raramente) mediante un cable físico. ¿Los recuerda?

Los despliegues de IoT generarán grandes volúmenes de datos que necesitan ser procesados ​​y analizados en tiempo real“, señaló Fabrizio Biscotti, director de investigación de Gartner. “El procesamiento de grandes cantidades de datos de la IoT en tiempo real aumentará como una proporción de las cargas de trabajo en los centros de datos, enfrentando a los proveedores a nuevos retos de seguridad y capacidad de análisis”Hoy en día, IoT es apenas mensurable. Eso va a cambiar – y a desarrollarse. Los dispositivos equipados con funcionalidad SatNav/GPS transmiten información de ubicación con frecuencia; y aunque son pequeños mensajes, pero hay un montón de ellos. Los dispositivos equipados con cámaras harán fluir los datos hacia la nube; en enormes volúmenes – imagínese Netflix a la inversa, y sin el beneficio de almacenamiento en caché. Un número cada vez mayor de dispositivos móviles tendrá sus propias conexiones de datos celulares. Un estudio publicado a finales de 2013 por el Instituto Politécnico de la Universidad de Nueva York pronosticó un salto exponencial en el consumo de ancho de banda de la IoT de aquí a 2020. La publicación Campus Technology cita un pronóstico de Gartner, según el cual el número de dispositivos IoT habrá aumentado a 26 mil millones de unidades en 2020, contra 0,9 millones en 2009. Para citar del artículo, “¿Cómo Manejarán las Redes de Campus una Internet de las Cosas con 26 mil millones de dispositivos?

Son cosas que quizás muchos gerentes de TI y proveedores de servicios en la nube no hayan considerado aún. Equipe la SDN, encienda la fibra y preste atención a lo que ocurrido en CES … porque todos esos paquetes distribuidos masivamente están a punto de golpear a nuestras redes.

Por Alan Zeichick, Camdem Associates