Archivo de la etiqueta: CIO

El dilema de la ruptura. Desafíos del CIO ante una escisión dentro de su empresa

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather
Fusiones, adquisiciones y desinversiones suponen todo un dolor de muelas para el CIO y su equipo de TI. Y no son pocas las ocasiones en que unas y otras frustran sus intentos de proporcionar a los accionistas de la compañía todos los beneficios que la tecnología ofrece. ¿La razón? Se ignora el valor de la misma tecnología. Y puede servir de gran ayuda al CIO, como vamos a ver a continuación.

Escisiones, rupturas, fusiones, desinversiones… Procesos habituales en las empresas actuales, nada extraños. Nuevas empresas que surgen de otras, separaciones con el objetivo de lograr una independencia que permita a la compañía resultante competir mejor en el mercado… Lo normal. El mercado es así. Pero no todos ven estas operaciones como algo tan simple. Sin ir más lejos, los accionistas de la empresa que sufre una escisión, que observan con mucho recelo. ¿Y los CIOs? Contienen la respiración. Y no es para menos.

En un mundo en el que lo que prima es el crecimiento, fusiones, adquisiciones y rupturas suponen toda una suerte de acciones que, de una manera o de otra, afectan al mercado y a las empresas resultantes. Sin ir más lejos, valga el ejemplo de HP, con su división el año anterior en dos compañías independientes (HPE y HP Inc.) tras la separación de los negocios de impresión y dispositivos de consumo y los servicios profesionales de TI. Ambas empresas caminan ahora por el mercado de manera separada y con éxito. El sueño de todo CIO. Porque es posible repetirlo.

Ante todo, lo esencial es tener en cuenta que toda fusión, desinversión o escisión es un desafío, pues así hay que tomarlo, y no como un problema. Claro que, en ocasiones, el CIO no sabe cómo afrontar ese proceso, pues nunca se ha visto en nada parecido. Es el momento en el que surgen preguntas tales como ¿cómo dividir una empresa en dos? ¿De qué manera se divide el hardware y el software de la empresa madre, así como sus aplicaciones? ¿Qué hacer con la red? ¿Y los servicios de TI? ¿Cómo se manejan? Un territorio desconocido para el CIO, sin duda.

Tres etapas a tener en cuenta

Desafío, decíamos con anterioridad. Y como tal desafío, el CIO ha de diseñar una estrategia basada en tres etapas: hasta el momento en que se firma el acuerdo entre las compañías resultantes de la operación, el momento después de la firma, y la manera en que se completa la separación de los escenarios TI de cada empresa, así como también las operaciones paralelas que aparezcan o se desarrollen hasta que el nuevo y definitivo escenario quede establecido.

En cada una de dichas fases el CIO debe desarrollar una estrategia TI clara. En la primera, sobre todo, su principal ocupación y tarea consistirá en realizar un inventario y evaluar todos los recursos TI disponibles (debida diligencia) para tener una visión clara del punto de partida. Etapa en la que, asimismo, ha de planificar la separación de los activos existentes antes de dar paso a la segunda etapa, en la que su cometido consistirá en aplicar todas las medidas necesarias para que la empresa resultante cuente con su propio departamento de TI a la par que el de la anterior empresa, y listo para trabajar. Esto es, la migración del hardware y el software, mantener acuerdos suscritos de la empresa madre y plantear qué nuevos acuerdos se pueden firmar y con quién, o dilucidar de qué manera se realizará la transferencia de personal de TI entre las empresas resultantes de la operación.

Y quedaría la última fase, que consiste en establecer la manera de completar la separación de los escenarios de TI de las empresas resultantes de la fusión, adquisición o escisión. Una etapa crítica, pues sin ir más lejos en ella el CIO ha de conocer los inventarios de hardware y software existentes o cómo se estaban utilizando hasta el proceso de escisión, división o fusión para, llegado el caso, proceder a las desinversiones que considere oportunas.

También ha de tener en cuenta la segregación de la red y cómo y de qué manera separarla entre las empresas resultantes de la operación. En caso de escisión, el CIO puede apostar de manera temporal por la virtualización como modelo a seguir en las empresas resultantes. Y, ¿qué ocurre con los data centers afectados? En este caso, toda la red, o la mayor parte de ella, tendría que moverse a la empresa resultante de la escisión con una nueva dirección IP.

Asimismo, otras consideraciones a tener en cuenta por el CIO en esta tercera etapa son el desarrollo de una nueva estrategia TI separada de la de la empresa madre; un diseño de los posibles escenarios resultantes antes del desarrollo de cualquier estrategia TI; la reutilización de los servicios de hardware existentes en la empresa madre, o bien apostar por soluciones en la nube, con el ahorro de costes que eso supone, y la posibilidad de afrontar con mayores garantías cualquier proceso de ampliación, mejora o sustitución de la infraestructura existente. No en vano, y a falta de recursos, el Cloud y la virtualización se revelan como la mejor solución posible, aunque, como todo, también puede dar origen a discusiones dentro de la empresa resultante sobre qué tecnología a desarrollar es la mejor; y qué hacer con las aplicaciones existentes en la empresa madre y cómo utilizarlas —entre las que se incluyen el ERP, el correo electrónico, entre otras—, y qué estrategia de seguridad se puede desarrollar. Que, llegado el momento, el CIO puede apostar por desarrollar una infraestructura completamente nueva, ya que puede ajustar sus necesidades al tamaño de la empresa, lo que también redundará en una reducción de costes y en unas características de seguridad asumibles por la empresa.

Y después, ¿qué?

Ésa es la pregunta a la que se enfrentan las compañías resultantes de un proceso de escisión o separación. Cuando eran una todo era más sencillo. ¿Y ahora que son dos? Es el momento de prestar atención a una tecnología que puede ofrecer muchos beneficios, especialmente en los primeros meses de vida y de rodadura en el mercado de las firmas resultantes: el Cloud Computing. Una infraestructura basada en esta tecnología ahorra costes de implantación, permite adaptar las estructuras resultantes al tamaño de la empresa y acompañarla según y cómo crezca cada una de ellas. O bien apostar por una solución on premise como Office 365, dependiendo de sus requerimientos y necesidades, o bien optar por un sistema SAP, que permiten dedicar segmentos de clientes o áreas de contabilidad y su respectiva propiedad sólo a la empresa matriz, sólo a la filial, etcétera.

En definitiva, hablábamos al comienzo de este reportaje del ejemplo de HPE y HP Inc. como resultantes del proceso de separación de HP. Sirva para para cerrarlo el de Mondelez International, escisión resultante de Kraft Foods, líder en alimentación y bebidas energéticas, y en el que las soluciones de HPE han tenido bastante que ver a la hora de llevar a buen puerto la operación emprendida. Una muestra más de que la innovación unida a la tecnología permite a las empresas resultantes de una escisión afrontar su salida al mercado y competir en el con mayores garantías de éxito para ambas partes. Algo que sólo la tecnología es capaz de conseguir.

Contenido ofrecido por BVEx.

El tráfico Cloud se multiplicará casi por cuatro entre 2015 y 2020

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Según el sexto informe Global Cloud Index de Cisco, el Cloud supondrá el 92 por ciento de todo el tráfico data center global en 2020.

El tráfico Cloud global se multiplicará casi por cuatro en los próximos cinco años, alcanzando un total de 14,1 Zettabytes (ZB) anuales en 2020, desde los 3,9 Zettabytes registrados en 2015.

Así se desprende del sexto informe anual Cisco® Global Cloud Index (2015-2020) presentado ayer, que indica que este incremento del tráfico Cloud se debe a la creciente migración a arquitecturas Cloud por su rápida escalabilidad y la capacidad de soportar mayor cantidad de cargas de trabajo de forma más eficiente que los data centers tradicionales.

Principales conclusiones

1.- Incremento del tráfico de red.

En 2020, el tráfico de los data centers Cloud alcanzará 14,1 ZB anuales, desde los 3,9 ZB registrados en 2015. Un Zettabyte equivale a un billón de Gigabytes.
En 2020, el tráfico de los data centers tradicionales alcanzará 1,3 ZB anuales, desde los 827 Exabytes (EB) anuales contabilizados en 2015.

2. – El crecimiento del Cloud supera al crecimiento del data center tradicional.

En 2020, el 92 por ciento de las cargas de trabajo serán procesadas en data centers Cloud,  mientras el 8 por ciento restante será procesado en data centers tradicionales.
La densidad de las cargas de trabajo (cargas de trabajo por servidor físico) de los data centers Cloud fue de 7,3 en 2015, cifra que aumentará hasta 11,9 en 2020. Por su parte, los data centers tradicionales registraron una densidad de 2,2 en 2015, que aumentará ligeramente hasta 3,5 en 2020.

3. – El Cloud público crece más rápido que el Cloud privado.

En 2020, el 68 por ciento (298 millones) de las cargas de trabajo Cloud serán procesadas en data centers Cloud públicos, desde el 49 por ciento (66,3 millones) en 2015 (tasa de incremento interanual del 35 por ciento).

En 2020, el 32 por ciento (142 millones) de las cargas de trabajo Cloud serán procesadas en data centers Cloud privados, cayendo desde el 51 por ciento (69,7 millones) en 2015 (15 por ciento de incremento interanual).

4. – Más consumidores recurren al Cloud para almacenamiento.

En 2020, el 59 por ciento (2.300 millones) de los usuarios de Internet de consumo utilizarán servicios personales de almacenamiento en Cloud, desde el 47 por ciento (1.300 millones) en 2015.
En 2020, el tráfico de almacenamiento Cloud por usuario de consumo será de 1,7 GB mensuales, frente a los 513 MB mensuales en 2015.

5. – La capacidad de almacenamiento de los data centers crece para responder a la migración de datos de consumo desde los dispositivos al Cloud.

En 2020, la capacidad de almacenamiento instalado en los data centers crecerá hasta 1,8 ZB desde los 382 EB en 2015, multiplicándose casi por cinco.
En 2020, la capacidad total de almacenamiento instalado en los data centers Cloud a escala global supondrá el 88 por ciento de toda la capacidad de almacenamiento de los data centers, desde el 64,9 por ciento en 2015.

6. – El Big Data impulsará el crecimiento total de datos almacenados.

A escala global, los datos almacenados en data centers se multiplicarán por cinco entre 2015 y 2020 hasta alcanzar 915 EB en 2020 (tasa de incremento interanual del 40 por ciento), desde los 171 EB en 2015.

El Big Data alcanzará los 247 EB en 2020, multiplicándose casi por diez desde los 25 EB en 2015. Solamente el Big Data supondrá el 27 por ciento de todos los datos almacenados en data centers en 2020, desde el 15 por ciento en 2015.

7. – El IoT generará datos de forma masiva.

A escala global, los datos generados (pero no necesariamente almacenados) por el IoT alcanzarán 600 ZB anuales en 2020, 275 veces más que el tráfico previsto viajando desde los data centers hasta los usuarios/dispositivos finales (2,2 ZB); y 39 veces más que todo el tráfico data center previsto (15,3 ZB).

8.-  Mayor crecimiento a medida que crecen los datos de dispositivos on line.

La cantidad de datos almacenados en dispositivos (5,3 ZB) será cinco veces mayor que los datos almacenados en data centers en 2020.

9.- Las mejoras en las redes fomentarán el uso de aplicaciones Cloud. Avance de los países en la Preparación para el Cloud (redes fijas y móviles):

– En 2015, 119 países cumplían los criterios para soportar aplicaciones Cloud avanzadas sobre redes fijas; este año aumentan hasta los 132.

– En 2015, 81 países cumplían con los requisitos para soportar aplicaciones Cloud avanzadas sobre redes móviles, número que se incrementa hasta los 89 países en 2016.

Cargas de trabajo de las aplicaciones

Debido a la creciente adopción de la virtualización en los data centers, las operadoras Cloud pueden también obtener mejor eficiencia operativa a la vez que proporcionan una mayor variedad de servicios a empresas y consumidores con óptimo rendimiento. Para comprender mejor el crecimiento data center, el Informe de este año incluye un análisis de las cargas de trabajo de las aplicaciones, con las siguientes previsiones para consumidores y empresas:

Las cargas de trabajo empresariales dominan el data center.

– Las cargas de trabajo empresariales se multiplicarán por 2,4 entre 2015 y 2020, pero su peso total en las cargas de trabajo data center se reducirá desde el 79 hasta el 72 por ciento.

Las cargas de trabajo de consumo, aunque menores en número, crecen con mayor velocidad.

– Entre 2015 y 2020, las cargas de trabajo de consumo se multiplicarán por 3,5.

– En 2020, las cargas de trabajo de consumo supondrán el 28 por ciento (134,3 millones) del total de las cargas de trabajo data center, frente al 21 por ciento (38,6 millones) en 2015.

Las cargas de trabajo de IoT/analítica/bases de datos son las que más crecen de las aplicaciones empresariales, mientas las cargas de trabajo de colaboración y de computación mantienen su peso.

– En 2020, las cargas de trabajo de bases de datos/analítica/IoT supondrán el 22 por ciento del total de cargas de trabajo empresariales, frente al 20 por ciento en 2015.

El vídeo y las redes sociales lideran el incremento en cargas de trabajo de consumo.

En 2020, las cargas de trabajo de vídeo en streaming supondrán el 34 por ciento del total de cargas de trabajo de consumo, frente al 29 por ciento en 2015; las cargas de trabajo de redes sociales supondrán el 24 por ciento del total (20 por ciento en 2015), mientras las cargas de trabajo de búsquedas representarán el 15 por ciento del total (17 por ciento en 2015).

Hyperscale data centers

Este año el Informe incluye también un análisis del impacto de los ‘hyperscale’ data centers. Este tipo de data centers crecerán desde los 259 contabilizados en 2015 hasta los 485 en 2020.

Se prevé que el tráfico de los hyperscale data centers se multiplique por cinco en los próximos 5 años, de forma que supondrán el 47 por ciento del total de servidores instalados en data centers y soportarán el 53 por ciento de todo el tráfico data center en 2020.

Una tendencia clave que está transformando los hyperscale (y otros) data centers es la adopción de soluciones Software-Defined Networking (SDN) y de virtualización de funciones de red (NFV, Network Functions Virtualization), ayudando a flexibilizar las arquitecturas de data center y a optimizar el flujo de tráfico.

Se prevé que en los próximos cinco años casi el 60 por ciento de los hyperscale data centers a escala global implementen soluciones SDN/NFV. En 2020, el 44 por ciento del tráfico entre data centers estará soportado por plataformas SDN/NFV (23 por ciento en 2015).

Doug Webster, vicepresidente de Marketing para Proveedores de Servicios en Cisco: “A lo largo de las seis ediciones del Informe, Cloud Computing ha pasado de ser una tendencia emergente a convertirse en un pilar esencial de la arquitectura de los proveedores de servicios gracias a su flexibilidad y escalabilidad. Impulsado por tendencias como vídeo, IoT o SDN/NFV, prevemos un significativo y rápido crecimiento del Cloud y del consiguiente tráfico de red, mientras las operadoras optimizan su infraestructura para proporcionar un mayor número y variedad de servicios IP tanto a empresas como a consumidores”.

El tráfico Cloud se multiplicará casi por cuatro entre 2015 y 2020

El nuevo papel del CIO

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

El nuevo CIO necesita ser más generalista, comprender los principales impulsores de cada área de negocio para poder apoyar a sus compañeros en sus retos empresariales. El mercado es cada vez más competitivo y los ejecutivos poseen una experiencia más amplia, sin dejar atrás el ADN tecnológico. 

La posición de CIO (siglas en inglés Chief Information Officer) surgió inicialmente como una evolución de la posición de director de TI en las organizaciones. Originalmente, este cambio de nomenclatura buscaba traducir el aumento de la importancia de una posición que antes se centraba sólo en la planificación del área de TI en las empresas. Esta adaptación fue necesaria en la medida en que las tecnologías evolucionaron y acabaron permeando, de manera contundente, todas las áreas de negocio de una organización, al punto de ser imposible disociar los procesos críticos de una compañía de las herramientas que utilizan. Un ejemplo de esto son las instituciones financieras. ¿Alguien logra imaginar un banco siendo competitivo sin la banca por internet? Y en este ciclo de cambios, el perfil del ejecutivo en la posición de CIO necesita evolucionar -o ya debería haberlo hecho.

El presente está mucho más lejos de eso cuando vemos que todavía es un patrón en la mayoría de las principales compañías latinoamericanas donde el CIO responde al director financiero y no al director ejecutivo. Esto sucede porque culturalmente, la función de TI en América Latina aún es vista como un generador de gastos y no como un facilitador de estrategias empresariales, como sucede en los Estados Unidos y en los países europeos con mayores índices de competitividad.

Esta característica es aún más evidente en la última edición de la encuesta anual realizada por Gartner con directores latinoamericanos, la cual mostró que la optimización de costos es una de las principales preocupaciones de los ejecutivos en la región. El estudio señala que la actuación de estos profesionales todavía se centra en la búsqueda de mejoras de la eficiencia operativa y la reducción de gastos. Cuestiones importantes, pero no son en esencia, las estrategias de crecimiento de una empresa.

Para superar esta resistencia no es suficiente pensar que el problema está sólo en la cultura o en una inflexibilidad impuesta por otros actores, como el CEO, el CFO o los accionistas. Los verdaderos obstáculos son precisamente las características que hicieron posible el éxito de los ejecutivos de TI en el pasado, como el alto nivel de especialización técnica y el foco en la gestión del presupuesto.

El nuevo CIO necesita ser más generalista, comprender los principales impulsores de cada área de negocio para poder apoyar a sus compañeros en sus retos empresariales. También necesita conocer profundamente el segmento de mercado en el que su empresa está inmersa para ser capaz de usar las nuevas tecnologías en aquello que generará mayor valor para sus clientes, empleados y la comunidad.

Revisemos el ejemplo de un CIO cliente de TOTVS. Empleado de una gran empresa de construcción, recibió una propuesta para actuar en un segmento totalmente diferente, el de alimentos. Recientemente, el ejecutivo comentó que está teniendo que reaprender casi todo lo relacionado con la función de CIO a pesar de tener muchos años de experiencia en la función, pues las necesidades de su nuevo mercado objetivo requieren de otras habilidades y desafíos diferentes. Como su formación y desempeño profesional nunca estuvieron limitados a cuestiones técnicas, pero si complementadas por capacitaciones en negocios y finanzas, y porque él vio desde el principio que su rendimiento dependía crucialmente de su rápida capacidad de aprendizaje y adaptación, en un corto período tiempo de transición, él ganó la confianza del Presidente y del C–level  de la empresa. Y esto es exactamente lo que las grandes empresas quieren: un vicepresidente estratégico y no sólo el “rostro de TI”.

El mercado es cada vez más competitivo y los ejecutivos poseen una experiencia más amplia, sin dejar atrás el ADN tecnológico. La adaptación para este perfil es el punto crucial en el cambio de paradigma y la oportunidad de llegar a ser fundamental en la empresa. De esta forma, el CIO puede hacer que el área de TI deje de ser sólo un departamento que apoye operaciones diarias para convertirse en un área clave en los objetivos de negocio, ayudando a las empresas a alcanzar sus objetivos.

En un mundo en el que las tendencias como la transformación digital ya están modificando las relaciones profesionales y la dinámica de los resultados de una empresa, el CIO necesita comprender más rápidamente su papel estratégico para ser el ejecutivo que conquistará un lugar junto a los CEO.

Por Alexandre Azevedo, director de la unidad TOTVS Private

Aumenta el reconocimiento a los CIO

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Según el estudio de Tendencias SIM los CIO se encuentran en un gran momento profesionnal

A pesar de las complicaciones y las exigencias del trabajo de los CIO, estamos viviendo un momento en el que el reconocimiento de su importancia es cada vez mayor en todo tipo de organizaciones. Esta es la principal conclusión de la 37 edición del Estudio sobre Tendencias en TI de la Society for Information Management´s (SIM).

Para el estudio se ha entrevistado a 1.213 miembros de SIM, incluyendo 490 CIOs de 801 organizaciones, en su mayoría de Estados Unidos, de gran tamaño con ingresos de 500 millones de dólares de media y un gasto en TI anual de 10 millones.

Los temas que más preocupan a estos profesionales son la Seguridad, ciberseguridad y privacidad; seguido de temas tales como la recuperación de desastres, personal de TI, análisis  de negocio y big data. El estudio señala que la alineación de los responsables de TI con el ha sido el principal tema de gestión de TI durante 4 años consecutivos, lo que refleja la necesidad de esta alineación en la organización.

La preocupación por el personal no es casual, ocupa el lugar 19 de 19 en una lista de las mayores inversiones en TI real de las organizaciones (decisiones sobre la que normalmente se comparten entre CIOs, directores generales, directores financieros y otros ejecutivos).

Algo similar, en las preocupaciones de los CIO, ocurre con las inversiones de TI reales en  recuperación de desastres.

http://www.ciospain.es/finanzas/aumenta-el-reconocimiento-a-los-cio

Las empresas y el reto de la adopción de Cloud Computing

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Opinión: Las ventajas de apostar por el Cloud, o TI como servicio, para la dinámica de la compañía son evidentes, y tanto por el lado de beneficio económico como a nivel de productividad.

Hasta hace poco tiempo atrás, cada vez que nos tocaba conversar con un cliente y le hablábamos de Cloud, lo primero a lo que lo asociaba era a su correo electrónico. Aunque parte de cierto tiene esta afirmación en términos de uso, el cloud computing, o computación en la nube, se basa en el principio de usar servicios de tecnología informática en la demanda que se requiera, sin necesidad de tener que instalar todos los componentes en una infraestructura propia.

Pero ¿qué significa esto?, pues que el hecho de consumir estos elementos de TI como servicios, abre para las empresas un sinfín de posibilidades de crecimiento permitiéndoles centrarse en el corazón de su negocio en lugar de invertir extensivamente en los habilitadores de tecnología, los cuales por las características del Cloud, se tendrán en plazos cortos y en la cantidad que se demanden.

Las ventajas de apostar por el Cloud, o TI como servicio, para la dinámica de la compañía son evidentes, y tanto por el lado de beneficio económico como a nivel de productividad. Por un lado, el pago por uso nos libra de grandes inversiones tanto en software como en hardware. Por otra parte, para el usuario, la tecnología se encuentra localizada en un lugar, al que se puede acceder desde cualquier sitio disponiendo de una conexión a Internet, y esa tecnología tiene la garantía de proveer la versión actualizada o requerida por el usuario.

Desde un principio, las empresas han mostrado claramente su preocupación sobre la protección de datos y otras cuestiones relativas a la seguridad o la pérdida de información como principales recelos a la hora de adoptar esta tecnología. Esto es más notorio aun en las instituciones de gobierno.

Sin embargo, lo cierto es que, esta tendencia se está revertiendo, y ahora son muchas las empresas que ya están utilizando Cloud. El correo electrónico o los sistemas de mensajería interna son las aplicaciones que más frecuentemente están en la nube en lugar de en los servidores propios. Y eso que, gran parte de la información de las empresas (sea confidencial o no) se transmite a través del correo electrónico: contratos con clientes, condiciones de compra venta, planillas, pagos, facturas.

El cloud computing está ganando en uso, especialmente en áreas como el almacenamiento, respaldos de información, plataformas para pruebas de desarrollo de productos de pre-producción y ahora, consumiendo aplicaciones propias y/o de terceros. Empresas como Facebook, Amazon, Netflix y Uber, entre otras; nacieron nativas en Cloud, residen en la nube actualmente y es ahí donde logran ser más competitivas que las demás.

La confianza que se tenga en el proveedor del servicio en la nube o el contrato de responsabilidad de cada parte, suelen ser los factores determinantes para que una empresa decida dar el salto. Todos los proveedores de cloud computing invierten grandes cantidades de dinero en seguridad multinivel, incluyendo firewalls, IDS/IPS, anti-DDoS, anti-malware, cifrado multicapa (normalmente en comunicaciones y en aplicación, etc.) para lograr una barrera prácticamente infranqueable. ¿Acaso todas las empresas pueden asumir estos altos costos por si mismas?

Uno de los argumentos principales que se ofrecen a los clientes a la hora de evaluar la tecnología en la nube es la realización de un análisis de TCO (Costo Total de Propiedad) que en la gran mayoría de los casos muestra su ventaja frente a la práctica tradicional de instalaciones “on premises”. Esta práctica le permite a las empresas la capacidad de poder valorar cuánto es la contribución de esta tecnología a la consecución de sus objetivos, enfocando sus recursos humanos y económicos en el core del negocio.

Más allá del crecimiento logrado hasta ahora del cloud computing, todavía puede expandirse más, una buena manera de intentar impulsar su uso es a través de una política informática que sea avalada por los propios gobiernos. Ni que decir de las pymes, quienes ven ahora en el Internet y la presencia en el www, la clave principal de su éxito y permanencia en el mercado o fracaso a futuro.

Orlando Perea Govea, General Director Softline Perú

Windows 10: ¿cuándo migrarán las empresas al nuevo sistema?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Hay empresas ansiosas por migrar a Windows 10, como las hay que no tienen ninguna prisa en hacerlo. Algunas ven la llegada de Windows Update Anniversary como un gran hito, y para otras es irrelevante. En fin, hay opiniones para todos los gustos.

Mientras algunas empresas esperan tener la mayoría de sus PC corriendo Windows 10 en un año, otras creen que les llevará el doble de tiempo. Las encuestas más recientes entre CIO, directivos y administradores de TI, recogen esta divergencia y escaso consenso. No obstante, en lo que coinciden los departamentos de TI mayoritariamente es que la mayoría prefiere Windows 10, antes que Windows 8 ó Windows 7.

La adopción de Windows 10 en la empresa será fundamental para el éxito del sistema operativo, sobre todo a partir de ahora, ya que ha expirado la oferta de actualización gratuita para los consumidores y esto coincide con un desplome histórico en las ventas de PC.

Todo apunta a que las empresas deben comenzar a implantar el sistema operativo. Pero, la cuestión es cuándo.

La mayoría de los encuestados en el último estudio al respecto, realizado por Adaptiva, es optimista y más de la mitad afirmó que más del 50% de sus ordenadores ejecutará Windows 10 el próximo año. “Las personas que estamos trabajando en ese proceso [la migración], nos estamos moviendo a ese ritmo”, confirma Jim Souders, jefe de operaciones de Adaptiva.

Otro estudio, esta vez realizado por Spiceworks, recoge que entre el 63% y el 68% de los portátiles y PC de escritorio tendrá Windows 10, en los próximos 12 meses. Pero otra encuesta, realizada por VMware, refleja una cadencia más lenta. Ese estudio, que se basó en entrevistas a cerca de 600 clientes de VMware, concluye que se necesitarán dos años para instalar Windows 10 en el 75% de los ordenadores.

Por tanto, parece que puede haber un periodo más largo hasta su generalización. Así lo pronostican analistas de Gartner, como Steve Kleynhans. En su opinión, “los despliegues más significativos comenzarán en 2017, pero 2018 será cuando lleguen a su punto máximo”.

El dilema de la ruptura. Desafíos del CIO ante una escisión dentro de su empresa

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Fusiones, adquisiciones y desinversiones suponen todo un dolor de muelas para el CIO y su equipo de TI. Y no son pocas las ocasiones en que unas y otras frustran sus intentos de proporcionar a los accionistas de la compañía todos los beneficios que la tecnología ofrece. ¿La razón? Se ignora el valor de la misma tecnología. Y puede servir de gran ayuda al CIO, como vamos a ver a continuación.

Escisiones, rupturas, fusiones, desinversiones… Procesos habituales en las empresas actuales, nada extraños. Nuevas empresas que surgen de otras, separaciones con el objetivo de lograr una independencia que permita a la compañía resultante competir mejor en el mercado… Lo normal. El mercado es así. Pero no todos ven estas operaciones como algo tan simple. Sin ir más lejos, los accionistas de la empresa que sufre una escisión, que observan con mucho recelo. ¿Y los CIOs? Contienen la respiración. Y no es para menos.

En un mundo en el que lo que prima es el crecimiento, fusiones, adquisiciones y rupturas suponen toda una suerte de acciones que, de una manera o de otra, afectan al mercado y a las empresas resultantes. Sin ir más lejos, valga el ejemplo de HP, con su división el año anterior en dos compañías independientes (HPE y HP Inc.) tras la separación de los negocios de impresión y dispositivos de consumo y los servicios profesionales de TI. Ambas empresas caminan ahora por el mercado de manera separada y con éxito. El sueño de todo CIO. Porque es posible repetirlo.

Ante todo, lo esencial es tener en cuenta que toda fusión, desinversión o escisión es un desafío, pues así hay que tomarlo, y no como un problema. Claro que, en ocasiones, el CIO no sabe cómo afrontar ese proceso, pues nunca se ha visto en nada parecido. Es el momento en el que surgen preguntas tales como ¿cómo dividir una empresa en dos? ¿De qué manera se divide el hardware y el software de la empresa madre, así como sus aplicaciones? ¿Qué hacer con la red? ¿Y los servicios de TI? ¿Cómo se manejan? Un territorio desconocido para el CIO, sin duda.

Tres etapas a tener en cuenta

Desafío, decíamos con anterioridad. Y como tal desafío, el CIO ha de diseñar una estrategia basada en tres etapas: hasta el momento en que se firma el acuerdo entre las compañías resultantes de la operación, el momento después de la firma, y la manera en que se completa la separación de los escenarios TI de cada empresa, así como también las operaciones paralelas que aparezcan o se desarrollen hasta que el nuevo y definitivo escenario quede establecido.

En cada una de dichas fases el CIO debe desarrollar una estrategia TI clara. En la primera, sobre todo, su principal ocupación y tarea consistirá en realizar un inventario y evaluar todos los recursos TI disponibles (debida diligencia) para tener una visión clara del punto de partida. Etapa en la que, asimismo, ha de planificar la separación de los activos existentes antes de dar paso a la segunda etapa, en la que su cometido consistirá en aplicar todas las medidas necesarias para que la empresa resultante cuente con su propio departamento de TI a la par que el de la anterior empresa, y listo para trabajar. Esto es, la migración del hardware y el software, mantener acuerdos suscritos de la empresa madre y plantear qué nuevos acuerdos se pueden firmar y con quién, o dilucidar de qué manera se realizará la transferencia de personal de TI entre las empresas resultantes de la operación.

Y quedaría la última fase, que consiste en establecer la manera de completar la separación de los escenarios de TI de las empresas resultantes de la fusión, adquisición o escisión. Una etapa crítica, pues sin ir más lejos en ella el CIO ha de conocer los inventarios de hardware y software existentes o cómo se estaban utilizando hasta el proceso de escisión, división o fusión para, llegado el caso, proceder a las desinversiones que considere oportunas.

También ha de tener en cuenta la segregación de la red y cómo y de qué manera separarla entre las empresas resultantes de la operación. En caso de escisión, el CIO puede apostar de manera temporal por la virtualización como modelo a seguir en las empresas resultantes. Y, ¿qué ocurre con los data centers afectados? En este caso, toda la red, o la mayor parte de ella, tendría que moverse a la empresa resultante de la escisión con una nueva dirección IP.

Asimismo, otras consideraciones a tener en cuenta por el CIO en esta tercera etapa son el desarrollo de una nueva estrategia TI separada de la de la empresa madre; un diseño de los posibles escenarios resultantes antes del desarrollo de cualquier estrategia TI; la reutilización de los servicios de hardware existentes en la empresa madre, o bien apostar por soluciones en la nube, con el ahorro de costes que eso supone, y la posibilidad de afrontar con mayores garantías cualquier proceso de ampliación, mejora o sustitución de la infraestructura existente. No en vano, y a falta de recursos, el Cloud y la virtualización se revelan como la mejor solución posible, aunque, como todo, también puede dar origen a discusiones dentro de la empresa resultante sobre qué tecnología a desarrollar es la mejor; y qué hacer con las aplicaciones existentes en la empresa madre y cómo utilizarlas —entre las que se incluyen el ERP, el correo electrónico, entre otras—, y qué estrategia de seguridad se puede desarrollar. Que, llegado el momento, el CIO puede apostar por desarrollar una infraestructura completamente nueva, ya que puede ajustar sus necesidades al tamaño de la empresa, lo que también redundará en una reducción de costes y en unas características de seguridad asumibles por la empresa.

Y después, ¿qué?

Ésa es la pregunta a la que se enfrentan las compañías resultantes de un proceso de escisión o separación. Cuando eran una todo era más sencillo. ¿Y ahora que son dos? Es el momento de prestar atención a una tecnología que puede ofrecer muchos beneficios, especialmente en los primeros meses de vida y de rodadura en el mercado de las firmas resultantes: el Cloud Computing. Una infraestructura basada en esta tecnología ahorra costes de implantación, permite adaptar las estructuras resultantes al tamaño de la empresa y acompañarla según y cómo crezca cada una de ellas. O bien apostar por una solución on premise como Office 365, dependiendo de sus requerimientos y necesidades, o bien optar por un sistema SAP, que permiten dedicar segmentos de clientes o áreas de contabilidad y su respectiva propiedad sólo a la empresa matriz, sólo a la filial, etcétera.

En definitiva, hablábamos al comienzo de este reportaje del ejemplo de HPE y HP Inc. como resultantes del proceso de separación de HP. Sirva para para cerrarlo el de Mondelez International, escisión resultante de Kraft Foods, líder en alimentación y bebidas energéticas, y en el que las soluciones de HPE han tenido bastante que ver a la hora de llevar a buen puerto la operación emprendida. Una muestra más de que la innovación unida a la tecnología permite a las empresas resultantes de una escisión afrontar su salida al mercado y competir en el con mayores garantías de éxito para ambas partes. Algo que sólo la tecnología es capaz de conseguir.

Contenido ofrecido por BVEx.

Top Predictions 2016 identifica las tecnologías que marcarán 2016

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

En el transcurso del webinar ‘Top Predictions 2016’, organizado por IDC e IDG y patrocinado por TIBCO, Alcatel-Lucent, Zyncro y Level 3 Communications, diversos expertos han analizado la situación actual de la tecnología y lo que se espera de ella en los próximos años.

“Internet de las Cosas está empezando no por nuevos productos, eso viene después, sino por dar inteligencia a lo que ya usamos. Así lo afirma Alberto Bellé, director de Investigación de IDC España, quien apunta, además, que el IoT se va a convertir en una gran oportunidad para generar nuevos ingresos. “¿Cómo se van a generar? Transformando los productos. Todos los productos van a estar conectados y esa conexión produce datos. […] El valor va a pasar del producto al dato”, asegura el directivo de IDC.

Por ello, Federico Segundo Rubio, Senior Technical Leader de TIBCO EMEA, sostiene que resulta fundamental poner el foco en el dato. “El Internet de las Cosas es una plataforma que se sustenta básicamente en la capacidad de información que podemos procesar, de cuántos datos somos capaces de gestionar y de tener disponibles para poder extraer valor”, manifiesta. Asimismo, Segundo destaca la necesidad de disponer de herramientas que analicen los datos en tiempo real para añadir valor a la información y de poder cruzar esa información con datos históricos.

TIBCO cuenta con una plataforma extremo a extremo que tiene capacidad para procesar la ingente cantidad de información digital, inferir información analítica y crear procesos estadísticos complejos que permitan obtener la información, incluso de datos que estén ocultos. “Lo que hacemos es permitir interconectar todo aquello que forma parte de la plataforma y, a la vez, extraer un comportamiento que nos permita gestionar de un modo inteligente esa plataforma”, subraya.

Telecomunicaciones y cloud

IDC predice que en 2017 el 70% de las comunicaciones unificadas se irá a cloud, a cualquiera de sus modelos. “El concepto puro de comunicación unificada se está disolviendo y se está convirtiendo en comunicación, porque lo que nosotros como usuarios, tanto de consumo como usuarios empresariales, esperamos de una comunicación es que sea una comunicación multicanal”, asegura Alberto Bellé.

Jorge Arasanz, Business Development Manager de Alcatel-Lucent, coincide con el pronóstico de IDC y afirma que “el mundo se está volviendo completamente móvil”. Asimismo, expone la necesidad de derribar las barreras de las compañías y de dotar a los usuarios de herramientas que les permitan unir su mundo personal de comunicaciones con su mundo empresarial. Por ello, Alcatel-Lucent ha lanzado al mercado Rainbow, una plataforma de comunicaciones en la que tienen cabida todo tipo de soluciones basadas en cloud. “Es una solución ubicua que cualquier empresa puede utilizar y beneficiarse del nuevo paradigma de movilidad y de cloud para sí misma. Desde una pequeña empresa hasta una gigantesca, todas ellas van a poder disfrutar de estas nuevas facilidades”, manifiesta.

Por otro lado, esta compañía ha detectado que se está produciendo un cambio en la forma de comprender cómo se deben consumir las nuevas tecnologías. “Tradicionalmente había dos modelos, el opex y el capex, pero con cloud nos llega el pago por uso”, apunta Arasanz. Dado este cambio, Alcatel-Lucent ha creado Network on Demand, un servicio que permite a las organizaciones dotarse de una infraestructura de networking y pagar únicamente por el uso que hagan de ella.

Social business, clave en las compañías

Tal y como explica José Antonio Lorenzo, Country Manager de IDC España, el social business se sustenta sobre tres grandes ejes: la experiencia del cliente externo, la experiencia del cliente interno y el partner. “Básicamente, casi todas las organizaciones han puesto el foco en la parte del cliente externo, pero estamos empezando a ver ya grandes movimientos para incorporar clientes internos, y ya los primeros inicios a incorporar la parte del partner”, sostiene el director general de IDC.

Zyncro, compañía especializada en plataformas de redes sociales corporativas, está profundamente implicada con el social business y su tecnología está orientada a mejorar la aproximación social, la aproximación móvil y la gestión de las interacciones en las compañías. “Cuando hablamos de social business estamos hablando de la mejora de los procesos de negocio dentro de las compañías. […] Las empresas se han dado cuenta de que trayendo la tecnología social a un proceso de negocio es donde sí pueden encontrar un retorno de inversión, porque ahí pueden medir cuáles son las mejoras que una tecnología social puede aportar”, explica Oliver Jacob, VP Business Development & Alliance de Zyncro.

En la actualidad, las organizaciones son más sociales, están más conectadas y son más partidarias de incorporar nuevo talento. Esta realidad se entronca, según señala Jacob, con otra tendencia: el Future of Work. “Los puestos de trabajo de hoy probablemente no existirán dentro de 5 años. Habrá otra manera de hacer las cosas, porque la tecnología, los datos, la explotación de estos datos, la analítica de los datos y lo que son las redes sociales corporativas son las que van a cambiar el puesto de trabajo. El Future of Work es una tendencia con la que estamos intentando proveer a nuestros clientes de plataformas que sean fáciles de usar y que sean competitivas para el empleado. Tienen que ser plataformas sociales, digitales, móviles, accesibles y seguras”, asegura Jacob.

Protección frente a las amenazas

IDC estima que en 2020 se producirán más de 40 zetabytes de información y existirán más de 20 billones de dispositivos conectados.

La información se ha convertido en el activo más preciado de las organizaciones y, por ello, resulta necesario que estas dispongan de redes seguras para protegerla.

De entre los distintos ataques lanzados contra las compañías, Allan Guillén, Security Sales Specialist de Level 3 Communications, afirma que los ataques de denegación de servicio (DoS, por sus siglas en inglés) son los más utilizados, dado su bajo coste y el daño irreparable que causan.

La compañía ha desarrollado Enterprise Security Gateway (ESG), una solución de seguridad de red basada en la nube que ayuda a las empresas a reducir la complejidad de las TI, a optimizar los costes y a mejorar su desempeño. “Las ventajas que tiene Level 3 como el proveedor de internet más grande del mundo es la capacidad de ingestión. Tenemos 10 scrubbing centers, que son los centros de filtrado donde se recopilan los datos, se limpian y se devuelven al cliente. No importa de dónde venga el dato, va a ser limpiado en el punto más cercano a la red para evitar problemas de latencia. Y tenemos la infraestructura más grande en lo que a SOC (Security Operation Center) se refiere; ahí es donde están nuestros ingenieros DDos monitorizando 24/7 todo el tráfico que pasa por nuestra red”, detalla Guillén.

Asimismo, Level 3 ha lanzado al mercado Threat Intelligence Map, un mapa que monitoriza de forma constante la actividad de cualquier IP del mundo. “Estamos obteniendo información de la información y eso nos permite asegurar mejor nuestros productos”, puntualiza el especialista.

 

Si deseas ver el webinar completo bajo demanda, puedes hacerlo aquí 

Cada vez más CIO reportan al CEO: aumenta la relevancia de TI

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Cada vez más CIO reportan directamente al CEO, lo que subraya la creciente importancia de esta función tecnológica en las organizaciones. Las estrategias digitales están aumentando el valor de este profesional en muchas empresas, mientras que la escasez de talento tecnológico dificulta cada vez más su labor.

candidatos

El 34% de los CIO encuestados por KPMG, informa directamente a su director general, lo que añade valor estratégico a su trabajo, ya que las empresas están buscando generar más dinero a través de las tecnologías digitales.

Sin embargo, el 65% de los CIO reconoce también la escasez de buenos profesionales tecnológicos para atraer a su organización, en especial en materias como Big Data y Analytics.

El 21% de los encuestados dice que sus CEO están formulando estrategias digitales, pero esperan que los CIO les acompañen con los cambios tecnológicos y de procesos de negocio necesarios. Como resultado, los CIO se están centrando más en la innovación y menos en los esfuerzos operativos.

Los CIO están llevando a los empleados a nuevas formas de trabajar, con mayor participación del cliente y los consiguientes cambios organizativos que permitan conocerle mejor. Cuatro de cada 10 CIO encuestados indica que gastan al menos un día a la semana en tareas distintas a las TI.

Los CIO ya no se centran exclusivamente en la entrega de la tecnología adecuada, sino que son ahora el agente de cambio clave para impulsar la estrategia de la empresa, según los expertos de KPMG, después de consultar a 3.352 CIO de todo el mundo entre diciembre y abril pasados.

Por el contrario, la creencia de que los responsables de Marketing controlarán la mayor parte del gasto en tecnología no se está materializando. Aunque esté gastando más dinero en tecnología que en el pasado, sigue siendo necesario el CIO para conectar los sistemas nuevos con el backend, incluyendo la conexión de nuevo software en la nube.

El 57% de los CIO se sienta ya en un consejo de administración, más del doble que hace diez años.

Todas las claves de la transformación digital, en Predictions 2016

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

IDC e IDG celebrarán el próximo 31 de mayo en Barcelona Predictions 2016, que tentra como protagonistas tecnologías como Big Data, Cloud, movilidad y ‘analitycs’. Además, los expertos de IDC ofrecerán su visión sobre el impulso de los agentes aceleradores como IoT, sistemas cognitivos y robótica, y las claves del proceso de la transformación en sus organizaciones.

<iframe width=”560″ height=”315″ src=”https://www.youtube.com/embed/RKZkSTkSIKM” frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>

Un año más, IDC e IDG Communications vuelven a organizar Predictions 2016, un evento indispensable para conocer las principales tendencias TIC que están liderando el mercado.Expertos de las tecnologías más punteras, así como un equipo de analistas de IDC, darán a conocer las predicciones sobre las tendencias tecnológicas que veremos hasta finales de año.

El lema del evento en esta ocasión es “The disruption generation: changing the world”, con una agenda con interesantes ponencias de los expertos del sector. La transformación digital de las organizaciones es una realidad y en el evento podremos ver qué sectores continuarán en crecimiento y cuáles no, qué tecnologías serán las más demandadas por empresas y end-users, así como las estrategias que están llevando a cabo los principales proveedores de tecnología para formar parte del cambio y posicionarse como auténticos habilitadores.

En esta edición se hablará de las previsiones de tecnología tradicional como Big Data, Cloud, Movilidad y Analitycs. Además, los analistas ofrecerán su visión sobre el impulso de los agentes aceleradoras como IoT, sistemas cognitivos y robótica. Por último, veremos las claves a seguir por las personas encargadas de liderar el proceso de la transformación, que va más allá del uso de la tecnología.

Los CIO tendrán un papel protagonista en el encuentro. Se trata, de hecho, de un rol cuya presencia es cada vez más relevante en las empresas. Veremos cómo esta figura directiva se posiciona como principal responsable de los datos e información que manejan las empresas. Veremos cuál será su día a día, sus objetivos, las estrategias y las reacciones ante los nuevos problemas que surgirán en el año.

Predictions 2016 es un encuentro que debería estar en las agendas de los más altos directivos de las empresas. Los CEO, CIO, CTO y CFO verán de gran utilidad la información que se abordará en el evento.

Para conocer la agenda de ponentes, registrarse y poder asistiracceda a la página correspondiente. El evento tendrá lugar el próximo 31 de mayo en el Hotel NH Constanza de Barcelona.