Archivo de la etiqueta: Google

Citrix y Google se unen para ayudar a las empresas a ser parte de la transformación de la nube segura

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Como parte de su relación estratégica de larga data con Google, Citrix lleva su espacio de trabajo Citrix Workplace a Google Cloud Platform.

Citrix Google

Los clientes podrán usar Citrix Cloud para abastecer y administrar espacios de trabajo digitales seguros, incluyendo el servicio de espacio de trabajo de Citrix, en Google Cloud Platform. Citrix y Google se unieron para transformar aplicaciones y escritorios en servicios de nube y asegurar terminales optimizados para la nube y ofrecerlos a sus clientes, quienes recurren cada vez más a las nubes públicas e híbridas para satisfacer sus requerimientos comerciales de espacios de trabajo digitales seguros.

Junto con estas nuevas soluciones basadas en cloud, Citrix y Google también anunciaron nuevas integraciones, disponibles a la fecha, entre Citrix ShareFile y Google G Suite que incluyen opciones de datos para llevar en las soluciones de espacio de trabajo de Citrix. Un nuevo complemento de ShareFile que permite compartir de forma segura archivos a través de Gmail y un conector de ShareFile a Google Drive ofrece a los usuarios un lugar para alojar todos sus documentos. Además, Citrix NetScaler CPX ahora está disponible en Google Cloud Platform y se estima que estará disponible en el entorno de Google Cloud Launcher al finalizar el trimestre. El énfasis de Google Cloud en la virtualización basada en contenedores y la orquestación de servicios basada en el sistema Kubernetes permitirán a la comunidad de desarrolladores usar NetScaler CPX para crear y escalar aplicaciones seguras en la nube con facilidad.

“Hoy, profundizamos nuestra exitosa asociación con Citrix. Al añadir la capacidad de administrar servicios de TI en Google Cloud Platform a los servicios disponibles en Citrix Cloud, ofrecemos a los clientes empresariales más opciones en su migración a la nube”, dijo Nan Boden, director de Socios Globales de Tecnología de Google Cloud. “Nuestra colaboración con Citrix ayudará a las empresas de todo tipo a acelerar su transición a la nube, incluidas la infraestructura de escritorio y las aplicaciones que quieran usar”.

“Las empresas de todo tamaño en todas las industrias del mundo tienen una maravillosa oportunidad de adoptar la transformación de la nube y así permitir que sus empleados trabajen de forma segura desde cualquier parte en espacios de trabajo digitales”, dijo Steve Blacklock, vicepresidente de Alianzas Estratégicas Globales de Citrix. “Nuestros clientes piden a Citrix y a Google que trabajen más estrechamente para entregar soluciones innovadoras en la nube que les permitan adaptarse al futuro del trabajo.

Al integrar los servicios en la nube de Citrix con Google Cloud, los clientes de Google podrán agregar aplicaciones virtuales y escritorios que se ejecutan en Google Cloud y usarlos junto con el paquete de aplicaciones de productividad de G Suite con la mayor facilidad.

Citrix y Google siguen trabajando para entregar soluciones de punto de destino seguras para acceder a los espacios de trabajo digitales con el nuevo producto Citrix Receiver para Chrome 2.4, que ofrece compatibilidad real con varios monitores en Chromebooks. Google acaba de realizar un anuncio oficial acerca de la compatibilidad del explorador Chrome con Citrix, junto con la disponibilidad de optimizaciones de gráficos sólo en XenApp. Los equipos de producto de Google y Citrix siguen trabajando juntos para mejorar y optimizar la entrega de XenApp a los dispositivos con sistema operativo Chrome OS para los clientes empresariales, con actualizaciones continuas de Citrix Receiver para Chrome.

Citrix y Google se unen para ayudar a las empresas a ser parte de la transformación de la nube segura

Abogada de Oracle: “La victoria de Google podría ser el fin del software libre”

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

A juicio de la abogada de Oracle en la prolongada causa contra Google, el futuro de la licencia GPL corre serio peligro. Sin embargo, el pionero del software libre, Richard Stallman, deja tal enfoque en ridículo.

Safra Catz Oracle

Safra Catz Oracle

La victoria de Google contra Oracle en lo que probablemente constituye el litigio de propiedad intelectual más comentado de esta década, motivó a la abogada de la empresa, Annette Hurst, a publicar una carta abierta a la comunidad de desarrolladores. Hurst recalca que se trata de su opinión personal, y no de una declaración de Oracle.

Según Hurst, la lógica de Google en esta causa puede ser resumida en que cada uso de las APIs de Java es aceptables a la vez que es posible ignorar todo tipo de licencias, simplemente debido a que las API son abiertas. “En otras palabras, si ofreces tu software en una modalidad de código abierto, todo el uso que se haga de este será considerado uso razonable”. Gran parte del litigio gravita precisamente sobre el concepto de uso justo.

Luego, Hurst advierte que “si esta narrativa se convierte en leyes, podemos irnos despidiendo de GPL”.

GPL (GNU General Public Licence) es el modelo más utilizado para publicación y distribución de software libre. Su autor es Richard Stallman, fundador de Free Software Foundation.

Annette Hurst, quien es socia y abogado del bufete de abogados Orric en San Francisco, California, considera que el juicio tiene especial relevancia para las empresas que publican softwar bajo dos licencias, libre y comercial, respectivamente.

“Los royalties obtenidos por la distribución comercial de software contribuyen al desarrollo y la innovación de una alternativa abierta y gratuita. El equilibrio depende del debido cumplimiento de las restricciones estipuladas en la licencia comercial. Con su fallo, el tribunal da a entender que estas restricciones carecen de todo sentido, debido a que iggnorarlas simplemente equivale a uso justo”, escribe la abogada.

A juicio de Hurst, es difícil ver la forma en que GPL pueda sobrevivir el panorama que surge con semejante precedente legal. La abogada finaliza su carta abierta lamentando que la comunidad de desarrolladores no haya respaldado a Oracle en la causa contra Google, junto con agregar que “Free stuff” (de todo gratuito) no es lo mismo que “free” (libre) de la forma que el concepto fue concebido por Richard Stallman.

Stallman responde
Curiosamente, Richard Stallman comentó escuetamente las declaraciones de Hurst. En un correo electrónico enviado al sitio Muktware, Stallman comienza señalando con cierto sarcasmo que no lee el blog de Hurst en LinkedIn debido a que “no acepta la ejecución indiscriminada de JavaScript en su PC”, agregando que sus declaraciones le fueron comunicadas por terceros.

“La forma en que Hurst entiende GNU GPL es típico de niños de menos de 11 años de edad”, escribe Stallman, agregando que hay niños de 11 años que incluso sabe más del software libre que Hurst.

Las declaraciones de Stallman fueron secundados por Michael Tiemann, director de temas de código abierto en Red Hat quien dijo que Hurst ni siquiera está equivocada en sus afirmaciones, simplemente no tiene idea.

El crecimiento de los datos en Internet amenaza la sostenibilidad ecológica

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

A la par que crecen los servicios que ofrece Internet aumenta la demanda de energía de los centros de datos. Algunas compañías se están esforzando, como Apple, Google o Facebook, en usar fuentes de energía renovables. El éxito del vídeo por streaming está dificultando estos esfuerzos, según el estudio Clicking Green: A Guide to Building the Green Internet de Greenpeace.

Podría parecer que los servicios online, como el streaming de vídeo, reduce la huella de emisión de carbono, si se compara con el hecho, por ejemplo, de conducir hasta un cine o un teatro. Pero, a cambio, permitiendo niveles mucho más altos de consumo, en realidad el vídeo digital puede estar aumentando la cantidad total de electricidad consumida y la contaminación asociada a su obtención, según el informe.

El informe clasifica los esfuerzos de las compañías en el área de energías renovables, mirando a los datos suministrados por las empresas sobre el uso de la energía, información pública y otras inversiones de los centros de datos. Apple encabeza el listado por sus inversiones en energía solar y su nivel de transparencia hacia la reducción de sus emisiones de carbono y de energía para sus centros de datos. Google y Facebook también tienen una buena valoración debido a su baja dependencia en energías sucias como el carbón o el gas natural.

Los autores no han valorado compañías como Netflix, YouTube o Hulu, pero han identificado al video online como el mayor consumidor de datos en Internet. Los servicios de vídeo en formato streaming suponen más del 60% del consumo del tráfico en Internet, y se espera que alcance el 76% en 2018, según datos de Cisco citados por Greenpeace.

Google, como propietario de YouTube, tiene el propósito a largo plazo de que YouTube sea impulsado al 100% por energías renovables, mientras que de momento esto sólo ocurre en un porcentaje del 35%. En la lista de Greenpeace, Google ha logrado un índice de energía limpia del 46% (Apple logra el 100%), valorándose su transparencia en este tema y sus proyectos específicos sobre energías renovables. El año pasado la compañía firmó contratos para comprar energías limpias, según el informe, lo que se añade a seis contratos anteriores. La compañía también ha abogado por políticas que reduzcan la dependencia de Estados Unidos en el carbón y los combustibles fósiles.

Microsoft adopta el modelo “freemium” de las start-ups para potenciar Office en Android

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Microsoft ha anunciado una asociación con numerosos fabricantes de tabletas operadas con Android, el sistema operativo móvil de Google, para distribución de su paquete ofimático Office.

identificacion biometrica_smartlance

El más importante, debido a su envergadura, de estos acuerdos fue el suscrito con Samsung, el mayor fabricante de dispositivos operados con Android, y contempla la inclusión del paquete ofimático Office, incluyendo Word, Excel, PowerPoint y OneNote en algunas de sus tabletas a partir del semestre en curso. Recientemente, Microsoft suscribió un acuerdo similar con la compañía surcoreana, con el fin de distribuir el paquete Office en los nuevos modelos de Galaxy S6 y S6 Edge.

En su anuncio, Microsoft también informó que la compañía Dell también instalaría Office en sus tabletas operadas con Android.  Nueve otras empresas, principalmente fabricantes regionales de hardware en otros países, principalmente asiáticos, también se han sumado a la iniciativa.

Los nuevos contratos ponen de relieve la nueva filosofía de Microsoft respecto de movilidad. Anteriormente, Microsoft era recelosa de su lucrativo paquete Office, que sólo estaba dispuesta a distribuir en la plataforma para computadoras personales. La actitud de Microsoft es ahora hacer todo lo posible para llevar Office al mayor número padres posible de personas, incluso usuarios de las plataformas iOS y Android.

Esta nueva filosofía fue confirmada por Peggy Johnson, de Microsoft, quien declaró a la publicación New York Times: “Esto demuestra que, en verdad, nos estamos inventando”. Con ello, la mayor prioridad de Microsoft por el momento es incrementar la base de usuarios de sus productos, y no las ventas. Su intención es ofrecer una versión funcional, aunque básica, de Office en teléfonos y tabletas, esperando que los usuarios posteriormente se suscriban a los servicios premium de pago, con mayor funcionalidad. La ejecutiva de Microsoft declaró a la publicación que hasta ahora ha habido 80 millones de descargas de Office para el sistema operativo móvil de Apple. El nuevo enfoque de Microsoft, conocido como “freemium”, es estándar para un sinnúmero de nuevos emprendimientos, o start-ups.

Consultada por la publicación si acaso preocupa a Microsoft “regalar una versión funcional de Office para usuarios móviles, arriesgándose a socavar su propio negocio, Johnson declaró: “Nos sentimos cómodos con el modelo tal cual está siendo aplicado”.

Estáis invitados a la guerra fría entre operadoras y OTTs

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

La guerra entre operadoras y OTTs por tener el control de cómo accedes a tus datos acaba de empezar.

mobile world congress

El año pasado, tras el speech de Mark Zuckerberg en el Mobile World Congress, se desataban los primeros síntomas de una guerra fría que está llamada a ser lapróxima confrontación entre operadoras y proveedores OTTs por tener el control no solo de los datos de los usuarios, también en la forma y en el contexto en el que los usuarios acceden a esos datos. Esta confrontación silenciosa entre ambos actores del panorama de la movilidad ha ido a más en esta edición del Mobile World Congress durante la keynote de apertura de las figuras más importantes por parte de las operadoras, y con la posterior intervención de Sundar Pichai y, de nuevo, de Mark Zuckerberg.

A nadie cogerá por sorpresa que las operadoras han ido poco a poco mirando con cierto recelo los movimientos de Google y Facebook respecto a convertirse, a su modo y bajo sus condiciones, en proveedores de internet como nexo al contenido que los usuarios alojan en sus servicios. En este sentido, la hegemonía de Google en ciertos contenidos de internet, en publicidad y los sistemas operativos móviles, están generando una amenaza solo superada por Facebook en el terreno de las redes sociales y la relación de los usuarios.

Fútilmente, las operadoras han intentado a su modo competir con algunos de los servicios de estas dos grandes compañías fracasando en repetidas ocasiones, fracaso que, en la mayoría de las ocasiones, ha sido provocado por la fricción y la falta de tacto con el que han tratado a los usuarios: servicios complementarios, cuotas e incluso no-software preinstalado en los terminales bajo su paraguas para forzar al usuarios a utilizarlos, en vez de intentar la fórmula tradicional de crear un buen producto y esperar a los que usuarios lleguen solos.

Todos los actores de la red luchan por el control de los datos y la forma en la que acceden los usuariosEn esta línea, sería injusto tildar de negativo el discurso de las operadoras respecto a las inversiones y despliegues de red del que se aprovechan tanto usuarios como OTTs. Es cierto que el usuario paga por el uso de sus redes, pero resulta algo paradójico que las operadoras estén sometidas a un nivel de regulación que, ni de lejos, tienen los OTTs. No estoy pidiendo una regulación restrictiva para compañías como Google o Facebook, pero si ambas van a entrar al mercado de los operadores móviles, bien a través de la apuesta de Google por ser un OMV, o con Titan, Loon o Fiber, e Internet.org en el caso del Sr. Zuckerberg y Facebook, tienen que jugar con las mismas reglas del juego.

Es lógico pensar que, si se obliga a las operadoras a tener cierto control sobre los datos de los usuarios para proteger la seguridad de estos, también se obligue a los OTTs a garantizar los derechos de estos mismos usuarios. Si además su entrada en el merado de la telefonía móvil como operador, se mantienen en las mismas condiciones que están ahora, esta guerra fría acabará siendo bastante injusta para ambas partes: operadoras y usuarios.

“Defendemos una revisión de las distintas políticas y de la regulación, que tenga en cuenta la cadena de valor de Internet en su totalidad, y que garantice la no discriminación y unas reglas del juego iguales para todos”- César Alierta, presidente de Telefónica.

Lógicamente, el discurso de las operadoras de que los OTTs se aprovechan de sus redes sin formar parte de la cadena de valor es bastante injusto, puesto que la existencia de los OTTs es la que generalmente justifica el uso de de esas redes por parte de los usuarios. Seamos sinceros, ¿quién utiliza de una forma constante los servicios de las operadoras que se replican en servicios de terceros? ¿recuerdan Joyn? Exacto.

Los servicios de los OTTs son, sin duda y por la parte del consumidor, la excusa perfecta que justifica el pago del uso de la red por los usuarios, por lo que todo intento de las operadoras de forzar regulación agresiva para limitar el campo de acción de los OTTs y forzar a los usuarios a utilizar sus propios servicios y aplicaciones -en la mayoría de las ocasiones nefastas- sería un error garrafal. También es un error que las OTTs sigan como están, sin control y sin responsabilidades.

Ahora bien, la neutralidad de la red tiene que venir por dos caminos: el primero, que tanto OTTs como operadoras jueguen con las mismas reglas cuando presten los mismos servicios; y en segundo, que la regulación -incluyendo la referida a la priorización del tráfico, precisamente, para algunos servicios OTT-nunca llegue a ser una realidad que limite la libertad del usuario en la reden beneficio de una falsa mejora en el servicio. Y, por supuesto, nunca en detrimento de su privacidad.

La guerra fría entre operadoras y OTTs acaba de empezar, y estáis (estamos) todos invitados.

Eric Schmidt, presidente ejecutivo de Google:”Internet desaparecerá”

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Consultado sobre el futuro de la web, Schmidt dijo: “Mi respuesta es, simplemente, que Internet desaparecerá”. Sin embargo, su explicación posterior sugiere que Internet no desaparecerá en el sentido estricto de la palabra, sino más bien será tan omnipresente, que no será percibida como una red, propiamente tal.

eric schmidt google  internet smartlance

El presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt, presentó sus pronósticos sobre Internet y tecnologías asociadas durante el evento anual Foro Económico Mundial realizado la semana pasada en Davos, Suiza.

Según Schmidt, Internet se diluirá con el paso del tiempo. En tal sentido, explicó que habrá tantas direcciones IP, tantos dispositivos, sensores, artículos vestibles, que los usuarios sencillamente no se percatarán de la existencia de una red.

Así, Internet se convertirá en un componente integral de la vida del individuo, de forma que al ingresar una habitación, toda esta será dinámica. “Al contar con la debida autorización, el usuario podrá comunicarse con los componentes de la habitación”, señaló Schmidt, citado por Hollywood Reporter.

Claro está, se trata de una visión todavía difusa, y en ningún caso inédita, “pero es un desarrollo que abre posibilidades de un mundo muy personalizado, muy interactivo y por cierto muy interesante”, explicó Schmidt.

En un ámbito más inmediato, Schmidt se refirió a las presiones ejercidas por la Unión Europea contra Google, que incluyen una propuesta de escindir a la compañía. Schmidt aseguró que Google no tendrá una posición más debilitada a futuro, pero admitió que existen amenazas a su modelo de negocios, provenientes de actores nuevos, y no establecidos. En tal sentido, previó el surgimiento de numerosas nuevas plataformas tecnológicas, por lo que pronosticó una reorganización a futuro en el ámbito, por ejemplo, de las búsquedas. Agregó que no hay garantía alguna de que las actuales empresas dominantes continúen siéndolo a futuro.

“Nuevas apps pueden surgir de la nada y valer miles de millones en un par de meses, constituyendo así un gran desafío para los gigantes tecnológicos establecidos”, declaró Schmidt.

El presidente de Google se refirió además a Corea del Norte, país que visitó en 2013. Explicó que el uso de Internet está fuertemente regulado en ese país, y que se realiza principalmente con teléfonos con conexión de datos, aunque sin roaming. Schmidt manifestó optimismo desde una perspectiva tecnológica, señalando que Internet es el canal que lleva una voz a quienes no la tienen. “No hay límite alguno para lo que el mundo puede hacer cuando el porcentaje de seres humanos conectados a Internet haya pasado el 60%, o más”, declaró Schmidt.

Según el director del FBI, Apple y Google colocan a sus usuarios “por encima de la ley”

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Haciendo una analogía con los sectores automotriz e inmobiliario, el director del FBI, James Comey, comparó los nuevos sistemas de cifrado de smartphones con un automóvil cuyo maletero no puede ser abierto por la policía o un apartamento al que no puede ingresar ni siquiera contando con una orden de allanamiento.

El director del FBI, James Comey, participó el domingo 12 de octubre en el popular programa de televisión 60 minutos, donde dijo que Internet es “el peor estacionamiento imaginable”, comparando los smartphones cifrados con automóviles y apartamentos que no pueden ser abiertos, incluso al contar con una orden judicial.

El sitio Forbes cita las siguientes declaraciones de Comey: “Me abruma la idea que sea posible comercializar dispositivos que permiten al usuario colocarse por encima de la ley. Como país, no entiendo que coloquemos a alguien por encima de la ley. Es decir, vender automóviles cuyos baúles no puedan ser abiertos por agentes policiales, que incluso cuenten con una orden judicial, o vender un apartamento al que no pueda ingresar siquiera la policía. ¿Me gustaría vivir en un vecindario como ese? En este caso, la preocupación es similar. Aún existiendo sospechas concretas de secuestro, explotación de menores o terrorismo, no podríamos acceder a ese teléfono. Mi impresión es que hemos ido demasiado lejos al llegar a una situación de estas características.

Forbes observa que este mismo año, el FBI acudió a la Corte Suprema de Estados Unidos cuestionando la necesidad de contar con una orden judicial para intervenir teléfonos móviles. La corte finalmente desechó la petición.

Kashmir Hill, periodista de Forbes, cuestiona el profesionalismo de su colega de 60 minutos, Scott Pelley, señalando que este en ningún momento preguntó los planes del FBI para defender sus puntos de vista frente a Google y Apple. “Tampoco se le ocurrió a Pelley confrontar a Comey con el hecho que es muy distinto el caso del maletero de un vehículo o una casa impenetrable, que efectivamente pueden contener un rehén, un cadáver o contrabando, con un teléfono que sólo puede contener datos auto-incriminatorios.

Asimismo, Hill cuestiona a Pelley por asegurar, en pantalla, que el nuevo software de Apple “hace imposible para el FBI vulnerar el código ingresado por el usuario”. Al respecto, indica que los agentes de la ley pueden, si lo deciden, vulnerar el código ya sea utilizando el método de fuerza bruta o siguiendo procedimientos policiales estándar, que incluyen arrebatar el aparato al sospechoso antes que pueda cerrarlo y activar el código de cifrado. Hill recuerda que este fue el caso con el moderador de Silk Road, Ross Ulbricht, a quien policías se le abalanzaron en una biblioteca, impidiéndole cerrar su laptop y con ello, activar el cifrado del aparato.

“En realidad, lo único que el nuevo sistema de cifrado de Apple hace es crear mayor fricción, haciendo más difícil para los agentes de la ley hacerse de los datos. Sin embargo, no son sólo los agentes de la ley que se interesan por acceder a los aparatos de los usuarios. Lo mismo ocurre con intrusos o ciberdelincuentes”. En la mayoría de los casos, los usuarios están protegiendo sus datos de tales grupos, y no de la policía.

Para Kashmir Hill, la aparición del FBI en el programa 60 minutos constituye un intento mercadotécnico de posicionarse frente a Apple y Google, frente a la opinión pública. Agrega que, en definitiva, el tema deberá ser zanjado en el Congreso o en un tribunal.

Google ofrece US$ 100.000 a emprendedores interesados en su nube

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

El gigante de las búsquedas ofrece a nuevos emprendimientos -o startups- utilización gratuita de su nube por un año como máximo.

google-smartlanceEl concepto de plataformas como servicio, o software como servicio implican que los uevos emprendimientos pueden reducir, o incluso eliminar, sus necesidades de capital para la adquisición y mantenimiento de hardware. En lugar de ello, la nube permite utilizar los recursos que efectivamente están siendo utilizados. Aún así, estos gastos pueden ser elevados para el caso de empresas con grandes necesidades de computación.

La semana pasada, Google anunció una iniciativa indudablemente atractiva para un gran número de empresas. El gigante de las búsquedas ofrece a nuevos emprendimientos, o startups, utilización gratuita de su nube por un año como máximo, en caso de cumplir ciertos requisitos. El precio dado por Google a sus propios servicios es de US$ 100.000, que se convierten en crédito para uso de la nube.

La plataforma, denominada plataforma Google Cloud para Startups también proporciona soporte 24/7, junto con la posibilidad de conversar personalmente con uno de los ingenieros de Google. La totalidad de los productos de la plataforma Google Cloud están incluidos en la iniciativa.

“Esta oferta respalda nuestra filosofía fundamental para la plataforma Google Cloud: queremos que los desarrolladores se concentren en el código, y no en administrar la infraestructura”, escribe Katie Miller, del equipo Google Developer Platform, en el anuncio publicado en el blog oficial de la empresa.

Los requisitos

Para postular al servicio, Google no ofrece la opción tradicional; es decir, un formulario online donde los interesados pueden inscribirse. En lugar de ello, es necesario postular por intermedio de terceros; como por ejemplo organizaciones de capital semilla, aceleradoras de startups o empresas ya aprobadas por Google.

Otro de los requisitos es que la empresa no haya recibido anteriormente créditos para la nube de Google, que la inversión total en la empresa no supere los 5 millones de dólares, y que su facturación no exceda los US$ 500.000 al año.

En cuanto a facturación, Google ocupa el tercer lugar en el negocio de la nube, que es liderado por Amazon, con Microsoft en el segundo lugar.

Google desarrollará procesadores cuánticos para proyectos de inteligencia artificial

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Como parte del trabajo se desarrollan materiales de refrigeración que operan al borde de la congelación absoluta, donde la resistencia eléctrica y los campos magnéticos quedan reducidos.google-procesador-cuantico-smartlance

Google ha colaborado con un equipo de investigadores de la Universidad de California en Santa Barbara (UCSB) para desarrollar nuevos procesadores de información cuántica basados ​​en superconductores para el despliegue en aplicaciones de inteligencia artificial.

Dirigido por el físico John Martinis, el proyecto forma parte de los esfuerzos de Google por ampliar sus investigaciones en el ámbito de la computación cuántica.

Como parte del trabajo se desarrollan materiales de refrigeración que operan al borde de la congelación absoluta, donde la resistencia eléctrica y los campos magnéticos quedan reducidos.

El director de ingeniería Hartmut Neven, responsable del proyecto en Google, dijo: “Nos complace anunciar que John Martinis y su equipo en la Universidad de Santa Barbara se unirán a Google en esta iniciativa. John y su grupo han hecho grandes avances en el desarrollo de componentes electrónicos superconductores cuánticos de muy alta fidelidad. Con un grupo integrado de hardware del equipo Quantum AI (inteligencia artificial cuántica), ahora será posible implementar y probar nuevos diseños de procesadores de optimización y de inferencia cuánticos basados ​​en conocimientos teóricos recientes, así como que hemos aprendido de la arquitectura cuántica D-Wave”

El Laboratorio Cuántico de Inteligencia Artificial es un esfuerzo de grupo entre Google, NASA Ames Research Center y la Asociación de Investigación Espacia de las universidades (USRA) para investigar la aplicación de optimización cuántica asociada con la inteligencia artificial.

El trabajo realizado los últimos años en proyectos como automóviles y robots auto conducidos, ha orientado a Google en grado aún mayor hacia la inteligencia artificial. Como parte de esta visión se adquirió la empresa privada AI Deepmind Technologies, en enero pasado.

Neven añadió: “Continuaremos colaborando con científicos del ámbito de D-Wave, experimentando además con la máquina ‘Vesubio’ insatalada en NASA Ames, que será mejorada con un procesador qubit 1000 denominado ‘Washington’.”

Google planea utilizar drones para entrega de paquetes

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

El proyecto Google Wing ha sido una iniciativa secreta a la que el gigante de las búsquedas ha dedicado dos años. Los vehículos aéreos autónomos han sido diseñados por la división Google X, que en su momento creó Google Glass.

En diciembre de 2013, Amazon anunció su revolucionaria iniciativa de distribución de paquetes ligeros mediante vehículos aéreos no tripulados, o autónomos, más conocidos como drones. Debido a las dificultades técnicas y legislativas que ha enfrentado en Estados Unidos, el gigante de las ventas online se ha propuesto iniciar la distribución en la India, donde ni siquiera ha informado a las autoridades de aeronáutica civil.

Google Wing es un proyecto iniciado hace dos años por la división Google X, que al interior de Google goza de un cierto misticismo y secretismo. La propia empresa admite que el proyecto Wing es una iniciativa de largo plazo, que por ahora sólo ha sido probada en Australia, en sectores aislados situados a gran distancia de los puntos de venta.

Una de las principales diferencias con los drones de Amazon, que aterrizan para entregar el producto, es que los vehículos aéreos autónomos de Google hacen descender el paquete atados a una cuerda. La entrega se produce a gran velocidad, ya que el paquete desciende a 10 m/s, para frenar poco antes de tocar el suelo.

El dron de Google no aterriza, sino se mantiene en el aire mientras el paquete desciende mediante una cuerda (Fotograma: Google)

El sitio The Atlantic ha publicado un informe completo sobre el tema. Según la descripción que hace, no hay duda que la tecnología funciona adecuadamente, aunque quedan muchos factores por ajustar o corregir. Los vehículos en sí tienen un aspecto sencillo, y “parecen haber sido ensamblados en un taller local”. Naturalmente, los componentes electrónicos son altamente avanzados.

La división Google X confía en solucionar los retos pendientes, con el fin de que el proyecto sea comercialmente viable. Según se indica, el equipo Google Wing consiste de decenas de ingenieros y desarrolladores que trabajan desde el desarrollo del interfaz para hacer los pedidos, hasta el diseño físico de los aparatos.

Naturalmente, a los retos de diseño, operación, tecnología y funcionalidad se agrega el elemento jurídico. La utilización de vehículos aéreos autónomos a gran escala es controvertido, y la legislación en tal sentido no ha sido aclarada en la mayoría de los países.